30 Abril 2022, 21:31
Actualizado 30 Abril 2022, 21:31

Han pasado dos años y dos meses desde que se declarase en todo el mundo la pandemia por COVID-19 y a pesar de seguir inmersos en ella, ahora ya no hay restricciones que limiten nuestra actividad. Por lo tanto, ya podamos recuperar más o menos la vida que teníamos antes de marzo de 2020. 

En 2022, han regresado las bodas, bautizos y comuniones a lo grande, como antes de la pandemia. Unos eventos familiares que muchos echaban de menos.

"Después de todo esto nos vamos a juntar toda la familia", nos decía entusiasmado uno de los invitados a una comunión en Trujillanos (Badajoz), mientras que otro aseguraba que "es mi primer evento de la pandemia, sí. No había estado en ninguna boda, ni bautizos ni comuniones, ni nada de esto".  

Misa de comunión en Trujillanos (Badajoz)
Misa de primera comunión en Trujillanos (Badajoz)

Con las pilas puestas

¡Está claro, hay ganas! Ha llegado la hora de volver a juntarse con toda la familia y no sólo con la más cercana y que mejor que hacerlo que participando en una comunión como las de antes aunque eso sí, con cabeza. "Con precaución porque sabemos que el virus sigue ahí, pero bueno, ¡a disfrutar un poquito!", nos recomendaba una de las asistentes al convite por la primera comunión de su sobrina.

Para algunos éste no ha sido su primer evento familiar, el año pasado ya participó en otra comunión, pero "era completamente distinta. No tiene nada que ver. Hay hoy más aglomeración de gente" , nos explicaba una invitada al festejo.   

Las empresas de catering al 100%

Aunque no lo parezca, el virus sigue con nosotros y para minimizar el riesgo de contagio, cada día son más las personas que deciden celebrar sus eventos familiares al aire libre y de esa elección se están beneficiando sobre todo, las empresas de catering que, dicen, viven ahora sus mejores años. Aseguran que gracias a la pandemia y a la vuelta de los eventos, su agenda siempre está completa.

"La gente se sentía más restringida en los salones y pensaron en los catering porque tenían más libertad y no tenían horario... la cantidad de gente, por eso empezó el catering a ser más demandado", nos ha asegurado la responsable de la empresa de Catering Rubio con sede en Manchita (Badajoz), Valeria Decesar.

 

Valeria Decesar
Valeria Decesar

Un resurgimiento que también, ya experimentan, por ejemplo, en la boutique Rigoletto de Mérida porque como dicen, no hay fiesta sin trajes. Llevan meses muy atareados y si lo comparamos con los niveles prepandemia, su actividad ya se acerca al 90%. "Va subiendo progresivamente. Poco a poco. El 2019 era el boom, no se sabía que iba a pasar esto, pero bueno, la gente ya se va animando. Se va viendo de otra manera", ha dicho la responsable de la tienda Nazareth Peñuela.   

Nazareth Peñuela
Nazareth Peñuela

Una muy buena perspectiva de futuro que no quiere desaprovechar ninguna de las empresas dedicadas a la organización de eventos.
 

Comentarios