8 Junio 2022, 16:48
Actualizado 8 Junio 2022, 16:48

‘Las Suplicantes’ llenó el Teatro Romano el año pasado e inicia ahora su gira nacional. Y al frente del montaje, dirigido y gritado por mujeres, vuelve la fuerza interpretativa de María Garralón. Ella nos ha explicado por qué textos de hace 26 siglos están tristemente vigentes.. "Durísimo porque es una realidad a estas alturas y simplemente viendo lo que está pasando en el mundo. Cómo hay muchas madres que buscan los cuerpos de sus hijos. Con eso no necesito más".

Los horrores de la guerra en Ucrania o la Ley de Memoria histórica lo sacan a la luz este drama "no es un cuento que alguien decida escribir, la gente sigue buscando a su padre, a su abuelo, gente mayor que vive muchos años con esa esperanza".

Más de una decena de películas, series que han sido auténticos fenómenos televisivos, pero para María el teatro es el origen... "Cine he hecho menos, eso es verdad, pero en televisión yo estoy como en mi casa y no tengo problemas en hacer televisión y me encanta. Pero mis comienzos, mi poso y donde yo he aprendido es el teatro".

María nos reconoce además que con "Las Suplicantes" ha subido por primera vez a la escena del Teatro Romano. "Madre mía, que tuve que respirar para poder decir la primera frase no te digo más. Es que me quedé como sin aire".

Con la naturalidad y cercanía propias de Garralón, nos muestra que tras 2.600 años no hemos aprendido nada y que la fuerza de mujeres luchadoras como "Las Suplicantes"" es hoy más necesaria que nunca.

Mientras, en Mérida ya se ha presentado el pase gráfico de la obra. Historias de mujeres que quieren ser libres, como las danaides egipcias. Y que también habla de las madres que lloran a sus hijos muertos en las guerras. La tragedia griega mantiene su actualidad. Se podrá ver en Madrid a partir del 22 de junio. 

Más Información
Imagen
Celia Romero en un momento de 'Las suplicantes'.
my image

La música derrama la emoción de 'Las suplicantes'

Imagen
Momento de 'Las suplicantes'.
my image

'Las suplicantes' toman la palabra en Mérida

Comentarios