31 Enero 2021, 11:06
Actualizado 31 Enero 2021, 11:13

Multada con hasta 600 euros por ir a hacer la compra a Mérida y saltándose el cierre perimetral. Le ha ocurrido a una vecina de Trujillanos. Hay ciudadanos de pueblos pequeños cercanos a grandes urbes que consideran que no están incumpliendo las normas por ir a comprar lo que no pueden encontrar en las pequeñas tiendas de su municipio. Pero sí se arriesgan a ser multados.

Trujillanos tiene unos 1.400 habitantes y tan solo tres pequeñas tiendas. Sus propietarias reconocen que no pueden competir en precios con las grandes superficies que están a muy pocos minutos en coche en Mérida. Además intentan abastecerse de artículos que no adquieren normalmente pero que ahora les demandan, como por ejemplo, comida sin gluten y alimento para mascotas.

La Policía Nacional recuerda que hacer la compra no está entre las excepciones para poder saltarse los cierres perimetrales. De hecho, en ocasiones, los agentes han puesto multas en las puertas de los supermercados. 

Con el cierre perimetral están permitidos desplazamientos por trabajo, motivos sanitarios, para ir a los centros escolares y por causas justificadas, pero no para hacer la compra. Las multas son a partir de 100 euros.

 

 

Comentarios

Raúl (no verificado)
Lun, 01/02/2021 - 11:59

Y la bombona de butano que? En trujillanos no hay gasolinera y el repartidor va por las mañanas cuando está la gente trabajando. No se ha pensado en los pueblos pequeños colindantes y dependientes de las ciudades cercanas

Martillo de Herejes (no verificado)
Lun, 01/02/2021 - 13:45

Como siempre, nuestros políticos enterados de lo que necesita el pueblo. En mi localidad no tenemos pescadería, por ejemplo, solo tres tiendas pequeñas que no pueden abastecer de ciertos alimentos (por ejemplo, sin lactosa).
Así que si vas al médico y te pasas por el Mercadona, no pasa nada. Pero si vas al Mercadona a por productos lácteos sin lactosa porque en tu localidad no los hay, te multo.
No tiene sentido.