5 Octubre 2022, 21:35
Actualizado 5 Octubre 2022, 21:35

Las rehalas y las monterías ya están reconocidas por la Asamblea de Extremadura como Bienes de Interés Cultural, dentro de la categoría de Patrimonio Cultural Inmaterial. A finales de junio, el Consejo de Gobierno aprobó el expediente y hoy se ha materializado esa distinción con la inauguración de una exposición y un acto institucional.

Un sector importante para la región

Se trata de dos modalidades de caza con un arraigo demostrable e ininterrumpido desde la Edad Media en nuestra región. Una tradición cinegética e identitaria que produce unos 90.000 jornales y que cuenta con 70.000 licencias de caza. Mueve 160 millones de euros al año en Extremadura, un 40% del montante económico referido a la caza.

Las reacciones

Para José María Gallardo, presidente de Fedexcaza, esta distinción "refleja a la perfección lo que rehalas y monterías suponen para la región". Por su parte, Juan Ignacio Rengifo, profesor de la Universidad de Extremadura, se refiere a ambas modalidades de caza como actividades que tienen "un gran gancho desde el punto de vista social."

Comentarios