16 Septiembre 2022, 14:55
Actualizado 16 Septiembre 2022, 14:55

Septiembre es sinónimo de campaña del tabaco en Extremadura, y los agricultores del norte de la región ya trabajan con las máquinas de repelar. Está siendo una campaña complicada por el aumento de los costes y se espera una producción un 20% menor que la del año pasado, alrededor de 25.000 toneladas.

Altos costes

Algo menos de 20.000 familias viven del sector del tabaco en Extremadura, y la producción en la región representa el 97% de la producción nacional. Esta campaña, los altos costes de la energía y el gasóleo están complicando las explotaciones, y según Teófilo Moreno, representante del sector en la Unión Europea, son varios los tabaqueros que este año han decidido no cultivar. La sequía, sin embargo, parece no haber influido en la cifra de producción.

Tabaco en Extremadura

Bajos precios

Además de los altos costes de producción, los productores también se quejan de los bajos precios de la industria transformadora. Desde Cetarsa, aseguran que son tres los pilares básicos para la industria: las ayudas de la PAC, medios de producción adecuados y unos precios acordes. Sobre estos dos últimos afirman estar trabajando.

PAC

Precisamente hoy la consejera de agricultura ha mantenido un encuentro con tabaqueros. Begoña García Bernal les ha explicado cómo les afectará a ellos la nueva PAC. El pago de las ayudas se realizará según las reivindicaciones del sector. Además la consejera ha destacado que al duplicarse el pago complementario a jóvenes agricultores se garantizará el relevo generacional. 
 

Comentarios