BADAJOZ
9 Octubre 2020, 17:30
Actualizado 9 Octubre 2020, 17:30

Aunque con unos días de retraso, mañana sábado se celebrará finalmente la edición número 31 de la cumbre hispanolusa. Será en la localidad de Guarda.

Al encuentro acudirán tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, y en él se aprobará una Estrategia de Desarrollo Común para los territorios transfronterizos.

Se abordarán asuntos relacionados con la movilidad de personas a un lado y otro de La Raya, con el medio ambiente, la transición ecológica, la sanidad, la lucha contra la despoblación o las comunicaciones digitales en ancho de banda 5G.

También, y de manera muy preferente, estarán encima de la mesa las infraestructuras ferroviarias. En este sentido, se espera que el Gobierno portugués reafirme su compromiso con el corredor de mercancías Sines-Caya, fundamental para el futuro de la Plataforma Logística de Badajoz.

Un compromiso, eso sí, que ya se está ejecutando en forma de obras y de licitaciones en el tramo entre Évora y Elvas.

Además, según la plataforma extremeña Sudoeste Ibérico en Red, existen también esperanzas de que en la cumbre se pueda acordar el regreso de la conexión de pasajeros entre Madrid y Lisboa a través de Extremadura, suprimida en 2011.

En cuanto al transporte por carretera entre nuestra región y el país luso, está previsto que Portugal anuncie el carácter prioritario de la autovía entre Monfortiño y Castelo Branco para unirla a la nuestra desde Moraleja, así como de la conexión entre Nisa y Cedillo.

Comentarios