6 Abril 2022, 21:45
Actualizado 6 Abril 2022, 21:45

El mundo globalizado implica que lo que sucede en otra parte del planeta acaba afectando en nuestra propia casa. Es lo que le ocurre a los productores extremeños de fruta tras la invasión de Rusia en Ucrania. La fruta española está vetada en Rusia desde 2014, tras la invasión de Crimea, pero eso no significa que esta guerra no deje consecuencias ahora. Turquía exportaba el 30% de sus productos hortofrutícolas a Rusia, pero ahora, tras la devaluación del rublo, tendrá que mirar a otros mercados, como por ejemplo el europeo "para buscar un poquito de rentabilidad porque va a ser imposible llevar la producción a Rusia con una moneda tan devaluada", señala el gerente de la Asociación de Fruticultores de Extremadura (AFRUEX), Miguel Ángel Gómez.

"Sería competencia desleal"

El mercado europeo está muy regulado para los países miembros, pero no tanto para los extracomunitarios, denuncia el presidente de APAG-Extremadura Asaja, Juan Metidieri. "Se benefician de nuestros mercados, pero no cumplen con las exigencias y los requisitos que tenemos dentro de Europa. Sería una competencia totalmente desleal", señala.

Porque con menos exigencias afrontan menos costes, por lo que el precio final de su producto es también más barato. El secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas pide medidas preventivas a Bruselas. "Habrá que garantizar que nuestra fruta se pueda comercializar en la Unión Europea como se venía haciendo con carácter normal y no aumentar importaciones a un país que, al final, es un país tercero a pesar de los acuerdos que tiene con la Unión Europea", asegura.

Incertidumbre en esta campaña
 

Extremadura exportó 160 mil toneladas de productos hortofrutícolas el año pasado, recuperando los valores previos a la pandemia, por valor de 220 millones de euros. La campaña de este año, sumando el incremento de los costes, es todavía una incertidumbre, aseguran desde el sector.
 

Más Información
Imagen
my image

El frío de abril desorienta al campo

Imagen

La economía extremeña creció un 4,3% el año pasado, por debajo de la media nacional

Imagen
Agricultor junto a tierras en barbecho

Prudencia entre los agricultores por la autorización para cultivar barbechos

Comentarios