8 Diciembre 2021, 0:00
Actualizado 7 Diciembre 2021, 23:59

Ni albañiles, ni gruistas, ni fontaneros…la construcción necesita urgentemente trabajadores. El sector lleva años repuntando y vuelve a ser motor de empleo. Sin embargo, se enfrenta a dos problemas: no ha habido nuevas incorporaciones ni relevo de aquellos que se han jubilado. Según la Confederación Nacional de Constructores, hace falta cubrir unos 700.000 puestos de trabajo para afrontar el aluvión de obras que se tienen que poner en marcha con los fondos europeos.

Juan, constructor de toda la vida, ha visto como el sector ha ido perdiendo atractivo en los últimos años. Lo ve cada día con las dificultades que tiene para encontrar peones. “No hay jóvenes que quieran trabajar de esto y no hemos recuperado a quienes con la crisis se fueron al sector de la hostelería” afirma.

Para paliar esta situación, desde la Fundación de la Construcción de Cáceres se ofrecen cursos para formar profesionales. Informe Extremadura ha presenciado el inicio de uno de ellos. Atraídos por el empleo que hay dentro del sector, muchos de los alumnos que han conocido, dicen querer reciclarse para encontrar nuevas oportunidades.

 

Comentarios