6 Noviembre 2020, 15:30
Actualizado 6 Noviembre 2020, 15:30

La educación concertada en Extremadura se moviliza contra la llamada 'Ley Celáa'. Organizaciones como USO y CONCAPA en la región se unen a la plataforma 'Masplurales' que promueve una campaña para paralizar la reforma de la ley educativa.

La norma, aseguran, atenta contra la pluralidad educativa y limita las libertades y derechos de las familias. También, dicen, relega la Religión a una asignatura secundaria y pone en duda la supervivencia de los centros de educación especial. 

Ya han recabado casi 600 mil firmas

Y todo esto, se quejan, el Gobierno lo está haciendo sin diálogo y sin escuchar a las familias. Por eso, se han propuesto parar la ley. Para ello, han puesto en marcha la campaña 'Más plurales, más libres, más iguales' que promueve movilizaciones sociales y la recogida de firmas. En tan sólo una semana han recabado casi 600 mil firmas a nivel nacional.

El gobierno, en cambio, rechaza estos argumentos y defiende que la nueva ley de Educación busca la excelencia y la equidad, para que nadie, ha dicho la ministra Isabel Celaá, se quede atrás. 

En Extremadura la concertada representa el 20% de la educación, cuenta con 77 centros y tiene 33.000 alumnos. 
 

Comentarios