1 Marzo 2022, 21:38
Actualizado 1 Marzo 2022, 21:55

Un incidente poco común ha tenido inquietos esta tarde a los vecinos de la Plaza Santo Domingo de Mérida: han tenido que atender y cuidar a una cigüeña malherida.

El animal caía de su nido, en el convento de San Andrés, visiblemente dañada. Los primeros curiosos se acercaron pronto a ella y comprobaron que no podía volar. Poco después llegó al lugar la Policía Local, que intentó contactar con algún veterinario disponible para atender al animal... sin éxito. 

Entonces llegó al lugar Rafael, otro vecino del lugar con curiosidad ante tanto revuelo. Visto que no había solución fácil para la cigüeña, y siendo un amante de los animales, tuvo clara la solución: llevársela para que pasase la noche en su casa. Rafael tiene un patio donde 'Lali' podía pasar la noche. Porque la cigüeña, siendo emeritense como es, tenía que llamarse Lali.

La cigüeña, momentos después de caerse del nido
La cigüeña, momentos después de caerse del nido | Isabel Casilda

"No podía volar y apenas es capaz de abrir el pico", nos cuenta Rafael, ya con Lali en su casa. No ha comido ni bebido nada, pero al menos le ha cubierto con una manta para que no pase frío.

Mañana ha quedado con la Policía Local a primera hora para llevarla al veterinario o algún otro servicio de protección animal. Rafael confía en que su ayuda sea suficiente para salvar la vida de Lali. Quiere seguir viéndola cada mañana, pero ya en su nido, y con sus alas al viento.

Comentarios