22 Septiembre 2022, 16:51
Actualizado 22 Septiembre 2022, 16:51

Nuevo avance para los afectados de silicosis en Extremadura. Hasta hoy tenían que desplazarse hasta el Instituto Nacional, en Oviedo, para la detección del grado 2 y lograr la incapacidad laboral. Ahora ya no es necesario. Pueden hacer esos trámites en el hospital de don Benito-Villanueva. 

Para José María Vergeles, Consejero de Sanidad, esto "certifica la calidad de los informes que realiza la consulta de alta resolución". Cuatro neumólogos se incorporan para el diagnóstico e investigación de la silicosis en Extremadura. Pero el reto es ahora, el compromiso y esfuerzo de las empresas y los propios trabajadores. Vergeles asegura que "saben las empresas que en su reconocimiento periódicos tienen que detectar precozmente la silicosis, pero hay una parte de los sistemas de protección que dependen de los propios trabajadores. Necesariamente tienen que trabajar con mecanismos de protección".

Silicosis en Extremadura

Quintana de la Serena

Una enfermedad crónica y progresiva que sufren, al menos, 400 personas en Quintana de la Serena. Diego Gómez comenzó con síntomas en 2003, y hoy está ya en fase 3. Agradece este avance para futuros afectados, pero hay más retos pendientes. Diego es presidente de la Asociación de Silicosis y apunta que si a una persona "se le aparta con primer grado de la cantera puede vivir muchos más años que si sigue trabajando hasta que enferma y coge el segundo grado, que ya tiene derecho a la incapacidad"

En comunidades como Andalucía sí se concede la incapacidad permanente con el grado 1, permitiendo así frenar la patología.
 

Comentarios