23 Julio 2022, 14:23
Actualizado 23 Julio 2022, 16:28

Los agricultores en la región están viviendo momentos muy complicados. La subida de los costes de producción y la sequía les tienen asfixiados. Esta semana han protestado en la calle y, la próxima, la Junta les informará sobre las ayudas que percibirán por no poder regar. Ayudas que cobrarán antes de fin de año.

Para esta campaña, no se ha podido sembrar ni maíz ni arroz por la falta de agua y cuatro empresas se han tenido que acoger a ERTES. Esto ha supuesto un duro golpe para la zona de regadío de las Vegas Altas y para el arroz: son 1.400 productores que facturan unos 62 millones de euros. El parón podría dejar unos 40.000 jornales menos. Esto supone fábricas paradas, jornaleros sin trabajo y dinero perdido. 

Resignación

Es lo que viven agricultores como David Casado, preocupado porque la mayoría de los pueblos de la zona vive del arroz y no van a poder hacer frente a los gastos. 3.000 familias se están viendo afectadas en la región por la baja producción. Los arroceros extremeños denuncian la mala gestión del reparto del agua para sus cultivos.

Arroceros extremeños

 

Más Información
Imagen
my image

Sin arroz ni maíz, ante la falta de agua

Comentarios