28 Agosto 2022, 12:48
Actualizado 28 Agosto 2022, 12:47

Cuando se apagan los fuegos no acaban los problemas. Hay que limpiar las zonas afectadas antes de que llueva porque toda esa suciedad (ceniza y madera quemada) puede ser arrastrada hasta los ríos y acuíferos, afectando a las redes de abastecimiento de muchas localidades. También hay que evitar la erosión del suelo. 

Esto es algo que conocen muy bien en las comarcas del norte cacereño y, por eso, la Junta va a declarar como zona de actuación urgente los terrenos afectados por los incendios forestales de Las Hurdes, Casas de Miravete y Sierra de Gata.

Sin embargo, la Junta va a abordar primero los trabajos de limpieza en Las Hurdes y Casas de Miravete. Se va a aprobar ya en el próximo Consejo de Gobierno. Gata se deja para más adelante; aunque siempre se hará antes de que lleguen las lluvias, ha señalado la consejera de Agricultura, Begoña García Bernal, a Canal Extremadura.

Se pondrá paja en las zonas que no tiene vegetación; así como fajinas y caballones a lo largo del terreno. También se procederá a la corta y saca de la madera para evitar plagas de sanidad vegetal, ha explicado. 

Una vez limpio y acondicionado el terreno se procedería a la reforestación. 

Estos tres grandes incendios que se han producido durante el verano en Extremadura suman alrededor de 8 mil hectáreas calcinadas. Tan solo en Las Hurdes se invertirán alrededor de 3 millones de euros para realizar estos trabajos.
 

Más Información
Imagen
Begoña García Bernal en Primera Hora
my image

Junta aprobará en septiembre la declaración de Zona de Actuación Urgente por el incendio de Santibáñez el Alto

Comentarios