Trujillo
2 Febrero 2021, 22:13
Actualizado 2 Febrero 2021, 22:13

El Trujillo-Arroyo que fue aplazado por casos de COVID en la plantilla visitante, finalmente se jugará mañana. El horario de dicho encuentro hace que se tenga que utilizar iluminación y el estadio del Trujillo no está preparado en estos momentos para ello. 

Finalmente, el partido se disputará en Miajadas. Esta situación ha provocado el enfado del Trujillo. "Tenemos que jugar todos en igualdad de condiciones, nos hubiera gustado jugar en nuestro campo que era lo que nos tocaba", explica Maxi Ovejero, entrenador del Trujillo.

Además, se sienten molestos porque se disputará en césped artificial (una superficie en la que ellos no están acostumbrados a diferencia del rival al que se enfrentarán mañana). Pese a todo ello, concluye que no les queda más remedio que adaptarse a las circunstancias.

Comentarios