10 Mayo 2022, 21:05
Actualizado 10 Mayo 2022, 21:17

El programa ACCEDER, de formación y acceso al empleo de la población gitana, ha celebrado este martes los 20 años de su puesta en funcionamiento con una tasa de inserción laboral del 40 por ciento.

Unos 2.400 de sus participantes han encontrado un puesto de trabajo durante este periodo, según ha destacado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, durante la apertura del acto celebrado en Mérida con motivo de este aniversario.

En declaraciones a los medios, ha felicitado al programa por demostrar que "se pueden romper barreras y estereotipos en una sociedad que, culturalmente, debe ser más diversa".

Esta iniciativa, que cuenta con una inversión de 0,5 millones de euros anuales por parte de la Junta, tiene a 2.900 personas en seguimiento, según ha apuntado.

Para el consejero, el futuro del programa pasa por crear un "ecosistema" que haga a la sociedad "más diversa y más rica", ya que los cambios culturales y sociológicos "no se pueden hacer sobre un solo factor", pues se debe actuar "sobre la tolerancia, la educación y el antigitanismo que aún existe".

Vergeles ha valorado además "los grandes resultados con respecto a la mujer de etnia gitana superando a los hombres en incorporación laboral", de modo que el programa les "aumenta las posibilidades de hacerse valer, hacerlas más fuertes con la libertad e independencia que ello supone".

Por su parte, el director de la Fundación Secretariado Gitano, Isidro Rodríguez, ha destacado que se sienten "satisfechos" de su desarrollo por superar una tasa de inserción superior al 40 por ciento.

Rodríguez ha incidido que en estos 20 años ha cambiado la percepción social que tanto empresas como la administración pública tienen sobre las personas gitanas, así como las expectativas de la población gitana ante el empleo "ya que actualmente, algo que no pasaba antes, los jóvenes tienen intención de trabajar por cuenta ajena en alguna empresa".

Ha destacado el papel de la educación y de la formación  en el colectivo y cómo el acceso de la mujer gitana al mercado laboral "ha abierto las puertas a la transformación o revolución dentro de la propia comunidad gitana".

Con respecto al perfil de los empleos, Rodríguez ha resaltado el cambio experimentado, pues en el pasado eran de baja cualificación, en sectores como la construcción y la limpieza, y actualmente personas gitanas trabaja en la instalación, mantenimiento y desarrollo de placas solares.

El acto ha sido clausurado por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para quien “queda mucho entre la población no gitana por aceptar, en toda su extensión, que realmente somos iguales, no puede haber ninguna diferencia, ni discriminación”.

Fernández Vara ha hecho también referencia a los retos en educación, empleo y vivienda y ha resaltado la importancia de los fondos de recuperación y resiliencia en todas estas materias.

Ha reconocido además al programa ACCEDER como un ejemplo de buenas prácticas. 

Comentarios