6 Agosto 2022, 14:40
Actualizado 6 Agosto 2022, 17:23

Un día después del tradicional homenaje a las 56 militantes de las Juventudes Socialistas y del PCE asesinadas por el régimen franquista en 1939, conocidas como las 13 Rosas y los 43 claveles, la región también ha acogido reconocimientos públicos a otros represaliados por el franquismo.

En Piornal, esta mañana se ha rendido tributo a varios de sus vecinos. Entre ellos, al guerrillero Andrés Iglesias Prieto y al alcalde, concejal, y otros guerrilleros y enlaces de guerra que fueron asesinados entre 1936 y 1947 por la represión franquista. Fue el Ayuntamiento el que se puso en contacto con la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (ARMHEX) para tratar de identificar los huesos que se encontraron en un osario. "Mi tío-abuelo fue fusilado en Burgohondo, un pueblo de Ávila, y nunca tuvo una despedida digna", explica uno de los asistentes.

"Mi tío-abuelo fue fusilado en Burgohondo, un pueblo de Ávila, y nunca tuvo una despedida digna"

El tributo a su memoria ha finalizado con la inauguración de un memorial en el que constan sus nombres para reincorporar a la historia de la localidad cacereña a estos combatientes de la guerrilla antifranquista. "Es un proyecto de reconocimiento, homenaje y dignificación", explicaba el presidente de ARMHEX.

Y acto de homenaje también en Llerena. Se calcula que más de mil son las víctimas que dejó el franquismo y la Guerra Civil en la Campiña Sur. Son las cifras con las que cuenta la Asociación para la Memoria Histórica y Democrática de la Mancomunidad. "Aún hay muchas fosas que levantar y personas que identificar y dar un justo descanso", recordaba Joaquín Macías, de Unidas por Extremadura.

Para recordarlas y homenajearlas, esta mañana, en el cementerio municipal llerenense han celebrado el primer homenaje a las víctimas del franquismo. Un acto sencillo en el que varios familiares han podido intervenir, leer poemas y realizar una ofrenda floral.

Comentarios