4 Septiembre 2021, 12:25
Actualizado 4 Septiembre 2021, 12:25

Tras unos meses de julio y agosto con muy buenos niveles de ocupación en el turismo rural extremeño, las reservas para septiembre se han estancado, lo cual hace prever una ocupación baja durante este mes.

La presidenta de la Federación Extremeña de Turismo Rural (Fextur), Victoria Bazaga, ha explicado a Efe que “justo al acabar agosto se ha producido un importante parón” pese a que septiembre es tradicionalmente un buen mes para el turismo extremeño.

A tenor de las reservas actuales y “si no se produce un cambio muy significativo”, la ocupación podría alcanzar un 15 por ciento durante el mes, “aunque es cierto que ya hay muchas llamadas de cara al puente de octubre”.

Motivos del estancamiento

Bazaga achaca este bajo nivel de reserva a diversas circunstancias, entre ellas que muchos pueblos extremeños no celebrarán sus tradicionales fiestas durante este mes, las cuales siempre son un foco de atracción de visitantes.

La vuelta al colegio y al trabajo después de unos meses veraniegos donde mucha población española se ha decantado este año por destinos del país, o el menor poder adquisitivo en el caso de familias por los efectos de la pandemia también influyen.

Como ha explicado, muchos ciudadanos españoles han hecho escapadas a otras comunidades autónomas durante el verano, incluso extremeños en la propia región, con algunos establecimientos con cifras récord de ocupación en este último caso.

En ambos casos, esperarán previsiblemente varias semanas antes de volver a tener nuevas escapadas, ha dicho.

"Los visitantes extranjeros siguen siendo la asignatura pendiente del turismo regional"

Además no se prevén muchas visitas internacionales durante un mes en el que los desplazamientos por parte de turistas extranjeros del norte al sur peninsular eran habituales.

En este sentido, la presidenta de la Federación Extremeña de Turismo Rural ha considerado que los visitantes extranjeros siguen siendo la asignatura pendiente del turismo de la comunidad, y a este respecto difiere de las voces optimistas tras las cifras de ocupación de este segmento durante verano.

“Es cierto que han aumentado los visitantes foráneos en algunos casos, pero se partía de una cifra muy baja”, ha manifestado.

En este sentido, ha señalado que tras los buenos datos de julio y agosto “había esperanzas de que la ocupación continuara igual” en septiembre, pues solo con las cifras de los dos meses veraniegos “no se compensan los bajos niveles de ventas durante los meses anteriores” debido a la pandemia.

Más Información
Imagen

El turismo rural extremeño alcanza niveles de ocupación previos a la pandemia

Comentarios