23 Julio 2021, 16:20
Actualizado 23 Julio 2021, 16:22

El presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, asegura que las ayudas a la solvencia empresarial "han sido un auténtico desastre y un fiasco" por las condiciones exigidas por el Gobierno. En Extremadura, solo se ha agotado el 20% de los 106 millones asignados, según UPTA. O dicho de otra manera, hay aún alrededor de 80 millones de euros sin gastar. Por este motivo  insta a poner en marcha una nueva convocatoria de ayudas directas a todos los empresarios que hayan sufrido una caída de ingresos superior al 30%.

"Abogamos por que el Gobierno publique un nuevo real decreto, en el que no solamente no se pierdan estas ayudas, sino en el que además se amplíen los fondos económicos", señala Abad. Argumenta que la situación actual "con una quinta ola "demuestra que "no ha cambiado nada con respecto a hace 4 meses"

Eduardo Abad, presidente de UPTA

De igual modo, y ante el aumento de las restricciones actuales en la hostelería y el comercio solicita también al gobierno que se amplíen las ayudas por el cese de la actividad. "Estamos viviendo restricciones muy duras, que están haciendo que la facturación sea otra vez como la del verano del 2020", asegura

70 euros más de luz

Respecto a la subida del precio de la luz, asegura que les supone pagar hasta 70 euros más cada mes. Un incremento que se suma "a los 300 euros" que habitualmente tienen autónomos y pymes de coste energético mensualmente, Además, asegura que la la subida de la energía ha hecho incluso que apenas se note la bajada del IVA en la factura de la luz aprobada por el gobierno. Como solución propone que se mejoren las políticas sobre autoconsumo eléctrico y que se establezcan límites al precio de la luz.

"Tenemos una factura de 70 euros más todos los meses, unida a la subida infernal de la electricidad los meses anteriores"

Por otro lado, Abad también solicita cambios en la ley para que los autónomos puedan deducirse gastos de manutención cuando tengan que desplazarse a otro lugar a trabajar, y no solo cuando sea para una reunión de trabajo. También reclama que se amplíen las deducciones por los suministros básicos para los que tienen el domicilio fiscal en su hogar.
 

Comentarios