29 Septiembre 2021, 14:52
Actualizado 29 Septiembre 2021, 14:52

Ocho meses después de la muerte de los tres trabajadores de la Confederación Hidrográfica del Guadiana que realizaban tareas de limpieza del camalote en el río Guadiana, el informe de la Inspección de Trabajo reconoce que se cometieron infracciones en materia de seguridad laboral que fueron determinantes en el fatal desenlace.

El informe, que es provisional, ha sido dado a conocer hoy por los abogados de las familias de dos de los fallecidos, Emilio Bastida, de 61 años y José Luis Martín, de 31.

 

Incumplimientos de seguridad laboral

Según sus primeras conclusiones, basadas en el informe del Centro Extremeño de Seguridad y Salud Laborallas condiciones meteorológicas y el estado del río Guadiana no eran los más adecuados para navegar el 25 de enero de 2021. Pero, además, la Inspección de Trabajo detecta otros tres incumplimientos en materia de seguridad laboral: los trabajadores no se habían formado para tener destreza en el nado y no existía un protocolo de actuación para ese tipo de emergencias

 

Equipo de protección inadecuado

Tampoco el equipo de protección que tenían los trabajadores, era el adecuado. "El informe se refiere al chaleco y a los vadeadores que llevaban puestos los operarios, y si el uso conjunto de ambos facilitaban la flotabilidad en el caso de se que se produjera lo que ocurrió ese día", asegura José Antonio Pajuelo, abogado de las familias de esos dos trabajadores

 Rueda de prensa de los abogados de las familias de dos de los trabajadores de la CHG fallecidos

Vía administrativa y penal

Este informe podría conllevar actas de infracción para las empresas responsables, FORESA, EXVER y para la propia Confederación Hidrográfica del Guadiana que tenía subcontratado el servicio. Pero, además, el informe es clave para abrir el proceso por la vía penal, como quieren los familiares, acusando a las empresas de un delito contra la seguridad de los trabajadores, que está penado con hasta 3 años de prisión. 

 "El informe exonera de cualquier responsabilidad a los trabajadores y responsabiliza por faltas de medidas de prevención a las empresas que estaban obligadas. Y eso es importante porque las familias lo que quieren es que se haga justicia y esto no vuelva a pasar", asegura Concha Gómez, abogada de las familias de dos de los trabajadores fallecidos.   

De momento la Confederación Hidrográfica del Guadiana no ha querido pronunciarse sobre el caso. 

 
 

 

Comentarios