28 Septiembre 2021, 12:05
Actualizado 28 Septiembre 2021, 14:24

La investigación del grupo de estupefacientes de la policía nacional en Badajoz comenzó a mediados de agosto. Varios vecinos de la zona centro de Badajoz habían alertado a los agentes de la existencia de un punto de venta de droga en la calle Amparo, en pleno Casco Antiguo. Este punto de venta era regentado, presuntamente, por un matrimonio con un amplio historial de antecedentes penales por hechos similares. 

 

Difícil vigilancia 

La policía nacional comenzó una estrecha vigilancia de las actividades que realizaba el matrimonio. Una vigilancia complicada por la situación de la vivienda en la que se distribuía la droga. "La vivienda estaba custodiada por otras dos personas que realizaban las labores de "aguador", es decir, eran los encargados de avisar al matrimonio de la posible presencia policial", asegura Arturo Márquez, jefe de prensa de la Policía Nacional en Extremadura.  

 

Dos viviendas en la calle Amparo 

Durante el tiempo que duró la investigación, los agentes pudieron comprobar el continuo trasiego de toxicómanos durante todo el día. La presencia de estos individuos, de hecho, creó cierta alarma social entre los vecinos. 

Ante las sospechas de que pudiesen ser vigilados por la Policía, el matrimonio, incluso, obligaba en ciertos momentos a estas personas a consumir la droga en la propia vivienda.

Calle Amparo de Badajoz, esta mañana

 

Una vez recopilada la información y con la preceptiva autorización judicial, el 23 de septiembre los agentes realizaron la entrada y los registros en dos viviendas, la que se vigilaba desde el inicio y otro inmueble situado en la misma calle. 

 

"Hipermercado de la droga"

En los registros, los agentes intervinieron dos armas largas y munición, 64 gramos de heroína, 104 gramos de cocaína, 227 gramos de hachís y 111 gramos de marihuana. También 2.180 euros en efectivo y útiles para la venta de estupefacientes.

Los agentes detuvieron a cuatro personas, tres hombres y una mujer de entre 40 y 65 años, todos con antecedentes penales por tráfico de droga. Todos fueron puestos a disposición judicial. El juez ha decretado prisión provisional para el cabecilla de la banda. Los otros tres detenidos fueron puestos en libertad con cargos a la espera de que se celebre el juicio.  

 

Comentarios