2 Febrero 2022, 14:39
Actualizado 2 Febrero 2022, 21:02

La Policía Nacional ha detenido a tres menores de 16 y 17 años en Cáceres por usar recetas falsificadas para adquirir medicamentos. En concreto, benzodiacepinas y codeína. Sustancias médicas que mezclaban con alcohol o bebidas isotónicas y que después consumían. Tras ello, subían las imágenes a sus redes sociales. 

Se les acusa de un delito contra la salud pública y otro de falsificación documental. 

Aviso a las farmacias

La detención se llevó a cabo el pasado 26 de enero, pero la investigación llevada a cabo por el Grupo de Estupefacientes comenzó a principios de este año. Las redes sociales puso a los agentes tras la pista. En algunas de las imágenes se podían ver las recetas que usaban para adquirir estos medicamentos y bolsas de farmacias de esta ciudad.

Los medicamentos que consumían, con propiedades ansiolíticas, sedantes e hipnóticas, necesitan de una receta médica para ser adquiridos. Por eso, y ante la posibilidad de que estuvieran adquiriendo dichos medicamentos con recetas falsificadas, los agentes alertan de esta práctica a diversas farmacias de Cáceres. Y hace una semana, una botica dio la voz de alarma que desencadenó el arresto de los tres jóvenes. 

Las gestiones llevadas a cabo dieron como resultado la comprobación de que uno de ellos le sustrajo a un familiar varias recetas en blanco, firmadas y selladas por un facultativo médico, sin indicar nombre de paciente ni del fármaco, con lo que estos menores han adquirido estos medicamentos que, mezclados con sustancias estupefacientes y/o alcohol, podrían haber causado graves daños para su salud.

Se continúan las gestiones tendentes a localizar a otras posibles personas que pudieran haber realizado esta misma actividad ilícita. Y no se descarta la posible responsabilidad penal del médico que firmó en blanco las recetas.

La investigación y todas las pesquisas referentes a los chicos están ya en Fiscalía de menores. 

 

Comentarios