16 Junio 2021, 14:38
Actualizado 16 Junio 2021, 16:18

Ha quedado visto para sentencia el juicio a un policía local de Cáceres por presunto maltrato a una compañera con la que mantuvo una relación sentimental entre 2003 y 2005. La mujer denunció al acusado tras un incidente en 2018, que provocó una fuerte discusión entre ambos y que él redactara un escrito sobre mal comportamiento de ella en el trabajo. 

Se le acusa de los delitos de violencia de género (trato vejatorio y violencia psíquica), contra la integridad moral y falsedad documental. Y podría enfrentarse a penas de prisión de hasta los seis años de cárcel. 

"Todo se debe al despecho de la mujer porque no quiso formalizar su relación"

En esta segunda y última sesión del juicio, el acusado ha hecho uso de su derecho a la última palabra para mantener que es inocente. También ha señalado "que todo se debe al despecho de la mujer (la denunciante) porque no quiso formalizar su relación". Y ha concluido afirmando que espera "que con este juicio se ponga fin a muchos años de sufrimiento". 

Antes que él han declarado el médico de familia que trata a la denunciante desde el año 2009 y también, dos psicólogas; la del Instituto Municipal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento (que estuvo tratando a la mujer durante nueve meses) y la profesional del Instituto de Medicina Legal (que valoró a víctima y presunto agresor tras presentarse la denuncia). La primera ha señalado que sí considera que la mujer ha podido ser víctima de violencia machista. Sin embargo, la segunda ha afirmado rotundamente "que no se puede establecer compatibilidad de los hechos acaecidos con un caso de violencia de género".

La Fiscalía no presenta acusación

Argumento, éste último, en el que se apoya la Fiscalía para no presentar acusación, al considerar que no ha quedado acreditada la comisión del delito. Y, teniendo en cuenta que algunos de los hechos denunciados se produjeron más de un año antes, se considerarían prescritos. Por eso, mantiene la petición, que ya hiciera en noviembre de 2020, de sobreseimiento provisional y archivo de la causa. 

Por su parte, la acusación particular mantiene la petición de pena de cárcel de hasta 6 años por los delitos de violencia de género y falsedad documental. Y la defensa del policía local pide la libre absolución de su cliente porque ninguno de los hechos, afirma, ha quedado probados.

Más Información
Imagen
Sesión del juicio contra un policía local en Cáceres
my image

Juzgan a un policía local por presunto maltrato a su compañera y falsedad documental

Comentarios