18 Junio 2021, 14:49
Actualizado 18 Junio 2021, 14:49

Este viernes ha comenzado en Zafra, el juicio por la custodia definitiva de las dos hijas de Sara, la mujer pacense que ha sido condenada a cuatro años de cárcel, acusada de retenerlas durante 13 meses. Las dos menores llevan dos años con su padre, cuando el progenitor consiguió la custodia provisional, al negarse la madre a entregar a las niñas. La mujer, lleva todo ese tiempo sin verlas, y de ahí nació la campaña "Mamá está castigada".

El juicio, que se prevé largo por la cantidad de testificaciones que pasarán por la vista oral, se está celebrando a puerta cerrada en los Juzgados de Zafra, donde una veintena de mujeres pertenecientes a la plataforma feminista que apoya la causa de Sara, la han recibido con aplausos a su llegada al Juzgado. La mujer ha alegado que no entregó a sus hijas ante el miedo de que el padre se las llevara y tras denunciarle por presuntos delitos de violencia de género hacia ella y de abusos sexuales hacia la hija mayor.

Condenada a 4 años de prisión por sustracción de menores 

El pasado 4 de mayo la Audiencia de Badajoz ratificó la condena de cuatro años de cárcel para la madre por dos delitos de sustracción de menores y retención. Además, la defensa del padre de las menores, que fue absuelto de violencia de género y abusos sexuales, anunció acciones legales contra la campaña por difamación.

El fallo ratificaba la condena por dos delitos de sustracción de menores en la modalidad de retención, y condena además a la mujer a cuatro años de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a la patria potestad respecto a cada una de sus dos hijas.

También condena a la madre al pago de una indemnización de 15.000 euros por daños morales al padre de las niñas, que tiene la custodia provisional de las menores. 

La Audiencia considera probado que la madre sabía que debía entregar a sus dos hijas al padre en marzo de 2018, porque el progenitor ya tenía entonces la custodia provisional de las menores, y que aún así - relata la sentencia- las retuvo de forma voluntaria incumpliendo gravemente una resolución judicial.  

Retenidas durante 13 meses 

La madre retuvo a las menores durante 13 meses, y las niñas no fueron entregadas al padre hasta que ella fue detenida en abril de 2019. Para entonces, el juzgado ya había suspendido de forma cautelar el régimen de visitas de la madre por temor a que pudieran volver a ser sustraídas, una orden que continúa en vigor actualmente.

Litigios desde 2016

Con la ratificación de la condena por parte de la Audiencia Provincial, se dan los últimos pasos de un largo proceso judicial que comenzó en 2016. En todo este tiempo todas las causas contra el padre de las niñas han sido desestimadas.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Zafra archivó la denuncia por violencia de género al entender "que no aparece debidamente justificada la perpetración de delito". 

También fueron archivadas hasta en cuatro ocasiones las denuncias contra el padre por presuntos abusos sexuales a la hija mayor, tanto por la Audiencia Provincial como por el Juzgado de Instrucción numero 4 de Badajoz, que decidió el sobreseimiento de la causa por no tener indicios suficientes.

 

 

Más Información
Imagen
Fachada de la Audiencia Provincial de Badajoz, esta mañana 
my image

La Audiencia de Badajoz ratifica la condena de cuatro años de cárcel para la madre acusada de retener a sus dos hijas durante 13 meses

Imagen
Imagen de la campaña "Mamá está castigada"
my image

"Me siento castigada por la justicia, solo quiero ver a mis niñas"

 

Comentarios