5 Diciembre 2022, 13:32
Actualizado 5 Diciembre 2022, 14:39

Entramos en la consulta de Sheila Sánchez, pediatra en un centro de salud de Mérida. Además de atender a los menores, es parte de la llamada Red Centinela, que se encarga de recoger los datos sobre las infecciones que diagnostica. 

Es lunes y toca recogida de muestras. Llega un padre con su hijo, que será el candidato, ya que presenta mocos y tos. La pediatra solicita con los datos del pequeño las muestras, que le realiza la enfermera y que consiste en introducirle dos torundas nasal y bucal. 

Elena Macías es la enfermera pediátrica. Nos explica que en el momento actual en el que nos encontramos, en plena campaña de vacunación, los datos recabados "nos ayuda a hacernos una idea de las variantes de estos virus y poder sacar vacunas eficaces en años posteriores"

Durante la jornada recogerán cinco muestras centinelas. Recogerá la de otros ambulatorios y las llevará al laboratorio. Hay dos laboratorios Cáceres y de Badajoz, donde se analizan las muestras, que se enviarán después al centro nacional de epidemiología Carlos tercero. 

Juan Antonio Linares, subdirector de epidemiología del SES, nos explica todo el proceso. "Una muestra que tomemos en Quintana de la Serena o en Talayuela, sus datos acaban llegando a Londres que es donde está la oficina de la OMS y, por ejemplo para algo tan importante como la vacuna, sirve".

El SES trabaja con 45 puntos de notificación de la red centinela en la región, más las muestras que se toman en los dos hospitales universitarios de Cáceres y de Badajoz. Y, aquí cada viernes se obtienen los resultados de las muestras de las infecciones respiratorias, que se realizan los lunes.

Comentarios