11 Octubre 2021, 21:41
Actualizado 11 Octubre 2021, 21:41

Es una enfermedad vírica que afecta a rumiantes, sobre todo al ovino, aunque también a vacas y cabras, en éstas últimas, el virus de la Lengua Azul actúa como reservorio. Según Carlos Montero, que es veterinario, hay que avisar ante cualquier síntoma de los animales. "De hecho, los Estados miembros de la UE, tienen la obligación de comunicar los casos".

Montero asegura que los animales afectados en Extremadura "no están presentando una sintomatología especialmente agresiva". Normalmente, recuerda, la Lengua Azul provoca fiebre, lesiones en boca y nariz, dificultad para andar e incluso la muerte.

Además, no se transmite a las personas, y no se pasa a la carne que se va a consumir. El peor daño de la Lengua Azul, asegura Montero, es "el daño económico", precisamente porque hay que comunicar cada caso y, de este modo, la Comunidad Autónoma queda "señalada" de cara a países consumidores.

 

 

Más Información
Imagen
my image

Detectados casos de lengua azul en diferentes puntos de la provincia de Badajoz

 

Comentarios