25 Junio 2022, 13:43
Actualizado 25 Junio 2022, 20:57

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado nuevas medidas para paliar la subida de los precios derivada de la guerra en Ucrania. El Consejo de Ministros ha aprobado una reducción del 50% del precio de todos los abonos mensuales y de cualquier título multiviaje de transporte terrestre prestado por el Estado. También va a pagar el 30% del abono transporte de las comunidades autónomas y entidades locales; por lo que éstas podrán pagar el 20% restante para que la reducción sea del 50%. 

Otra medida aprobada es el aumento del 15% las pensiones de jubilación y de invalidez no contributivas. Un aumento de 60 euros al mes, ha explicado. 

Cheque de 200 euros

El Consejo de Ministros también ha dado vía libre a una ayuda de 200 euros para trabajadores autónomos y desempleados con bajos ingresos (que se podrá solicitar en julio); y la limitación al precio máximo de la bombona de butano, hasta el 31 de diciembre. 

Pedro Sánchez ha comparecido después de la reunión del Consejo de Gobierno, en la que también se ha tomado la decisión de aplazar las cuotas a la seguridad social a sectores agrarios y transporte y de prorrogar las medidas contra la sequía que vive nuestro país. 

IVA de la luz al 5%

También se prorrogará la rebaja al 4% del tipo reducido para las mascarillas quirúrgicas; la reducción del IVA de la electricidad al 5% (se rebaja así un 80% los impuestos vinculados con la factura de la luz); y la reducción de 20 céntimos por litro. Vamos a mantener el incremento del ingreso mínimo vital en el 15%, ha dicho. Mantenemos el tope al alquiler y la medida para que el aumento del incremento de costes energéticos no puedan ser motivo objetivo de despido de trabajadores de aquellas empresas que reciban ayudas del Estado.

Impuesto a empresas energéticas

Como novedad también, ha anunciado una medida no incluida en el decreto ley, pero que será muy importante, a su juicio. Ha anunciado el diseño de un nuevo tributo que grabará los ingresos extraordinarios de las empresas energéticas como consecuencia del incremento del precio de la energía. "Las cargas de esta situación tan dolorosa tiene que distribuirse de manera justa. Deben aportar más quienes están en mejores condiciones". El impuesto se presentará como proposición de ley en las próximas semanas para que entre en vigor el uno de enero. 

Esfuerzo de 9.000 millones

Con las medidas de hace tres meses y las medidas de hoy se contendrá en 3,5 puntos el alza de los precios, el IPC. Sin estas medidas estaríamos hablando de una inflación cercana al 15%, ha recordado.

"Estamos amortiguando el efecto y repartiendo de manera justa los efectos de la guerra. Pero la inflación sigue frenando la recuperación económica de nuestro país. Esta guerra y sus consecuencias han generado una gran incertidumbre en la economía internacional y que nos lleva a aprobar medidas adicionales", ha manifestado el presidente.

Ha subrayado que el precio mayorista de la energía eléctrica está entre un 40% y 50% más barata en la península ibérica que en las principales economías de nuestro continente. 

Ha explicado que la extensión del decreto de medidas de respuesta a las consecuencia de la guerra hasta el 31 de diciembre supone un esfuerzo extraordinario en los presupuestos. Va a suponer un esfuerzo superior a los 9.000 millones de euros, repartidos en 5.500 millones de euros en gasto y en más de 3.600 millones en reducción de ingresos por rebajas fiscales. 

Con los dos decretos, el impacto será de 15.000 millones de euros.

 

 

 

 

 

 

Comentarios