29 Noviembre 2022, 9:14
Actualizado 29 Noviembre 2022, 09:16

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones propone a patronal y sindicatos una ampliación progresiva del período de cómputo de la pensión a 30 años, quedándose sólo con los 28 años mejor cotizados, y descartando los dos peores. Lo que el departamento que encabeza José Luis Escrivá ha planteado en la mesa de diálogo social supondría ampliar, en cinco años, el periodo de cálculo de las pensiones, que ahora es de 25. 

Otras propuestas del mismo Ministerio son un tratamiento especial para las lagunas de cotización de los autónomos, mejorar el tratamiento de las referidas a las mujeres, y a los hombres que coticen menos después de tener un hijo, en consonancia con el complemento de brecha de género.

El Ejecutivo propone, además, vincular la evolución de las pensiones al criterio de su revalorización, o lo que es lo mismo, al IPC, e incrementarlas, cada año, en 1,154 puntos entre 2025 y 2050, lo cual llevaría aparejada una subida de la pensión máxima.

De aquí a final de año, el Gobierno espera cerrar con patronal y sindicatos el acuerdo para adecuar el período de cómputo para calcular la pensión de jubilación a las nuevas carreras profesionales y adecuar la base mínima de cotización. Para Comisiones Obreras, esas propuestas son claramente insuficientes; y reclama medidas más intensas para mejorar los ingresos. 

Y otras críticas llegan desde el propio ejecutivo: la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, rechaza esa ampliación del cálculo de las pensiones al considerarla un recorte de derechos. Según Díaz, ello obstaculizaría el acceso a la jubilación.

Comentarios