1 Marzo 2022, 21:21
Actualizado 1 Marzo 2022, 21:21

Tras la detección de un nuevo caso de gripe aviar en Extremadura, en una explotación de Trujillo, el presidente del Colegio de Veterinarios de Badajoz, José Marín, ha dicho que "hay que estar alerta, pero no hay que infundir alarma".

En una entrevista concedida a Extremadura Noticias, Marín ha explicado que "se está haciendo lo que se debe para que esto no vaya a más". 

"Se está haciendo lo que se debe para que esto no vaya a más"

Sobre la manera de combatir esta enfermedad, este veterinario ha reconocido que es complicado porque es vírica, por eso todos los esfuerzos se centran en prevenirla. En este sentido, ha explicado, que es fundamental estar atentos a cualquier signo que nos haga sospechar. Y también, intentar que "las aves acuáticas y silvestres no entren en contacto con las aves domésticas". Por eso, la Junta de Extremadura ha hecho algunas recomendaciones a los propietarios de explotaciones en los distintos municipios. 

Señales de alerta

Marín ha indicado que "es importante comunicar, sea quien sea, cualquier anomalía en las oficinas veterinarias. Sobre todo, si nos topamos con un ave silvestre muerta". Esta es la señal de alerta inequívoca que debemos tener en cuenta. También, en el caso de aves de corral, de que disminuya el pienso o aumente el consumo de agua. E incluso cuando la mortalidad sea superior a lo normal sin causa justificada. 

Por último, el presidente del colegio de veterinarios de Badajoz ha aclarado que el protocolo de vigilancia lleva años en funcionamiento, con la toma de muestras continuadas y periódicas. Pero sí es cierto, ha indicado, que "cuando se producen focos en España u otros países, se intensifican estos controles".

En cualquier caso, ha concluido, "estamos acostumbrados a este tipo de situaciones y trabajamos para que todo quede controlado en poco tiempo".

Más Información
Imagen

La Junta detecta otro foco de gripe aviar en Trujillo

Imagen
Grullas sobrevolando Extremadura

Confirmado el primer caso de gripe aviar en Extremadura en una finca de Santa Amalia

Comentarios