10 Febrero 2021, 16:22
Actualizado 11 Febrero 2021, 08:53

La pandemia de covid-19 ha puesto de manifiesto que se puede acabar con las muertes que la gripe causa cada año en la región. Las medidas de prevención puestas en marcha contra la pandemia han permitido reducir la incidencia de la gripe en un 90 por ciento. Según el subdirector de Epidemiología del SES, Julián Mauro, "desde que se vigilan los ingresos y los casos graves este año es el mejor que hemos tenido hasta ahora".

En Extremadura el pico de gripe se suele dar entre finales de enero y principios de febrero, lo habitual es que por estas fechas el SES registre entre 15.000 y 20.000 casos, sin embargo, este año sólo se contabilizan unos 2.000. Hasta el momento, no se han notificado ni ingresos ni fallecimientos, una circunstancia que ha permitido que no se saturara aún más el sistema sanitario. 

Una de las claves del cambio ha sido el incremento en el número de vacunados, que esta campaña ha sido un 10 por ciento superior a la de los últimos años, aunque Mauro atribuye este descenso a las medidas más generales adoptadas contra la covid, "el incremento en la vacunación ha estado muy bien, pero el descenso tan drástico lo atribuimos al uso de la mascarilla, el lavado de manos y la distancia social", recuerda el experto que al ser dos enfermedades muy parecidas lo que va bien contra una también funciona contra la otra. 
 
La campaña de gripe dura hasta mayo y desde el SES se recuerda que todavía hay vacunas disponibles en los centros de salud para los colectivos de riesgo que no se la hayan puesto aún.

Comentarios