14 Agosto 2021, 16:11
Actualizado 14 Agosto 2021, 16:10

Las altas temperaturas de estos días también las sufren los cultivos de la región, como el olivar o el viñedo en secano, o el tomate y también viñedos en el regadío.

El fuerte calor puede provocar una disminución en el tamaño y calidad del fruto, incremento de enfermedades y pérdidas de hasta el 40%, según algunos agricultores. 

Higo

En el caso del higo los productores ven cómo los frutos se están cayendo al suelo antes de los previsto y presentan manchas oscuras.

Antonio Masa, agricultor de Navalvillar de Pela, se lamenta de que "si continúa así muchos días más, lo que va a hacer es arrebatarlos, tostarlos".

Para combatir los efectos negativos de la ola de calor, Antonio ha tenido que incrementar el riego de sus higueras para tratar de evitar una merma en la producción.

Olivar

La misma situación se da en el olivar de secano. La ola de calor ha dejado la aceituna prácticamente sin cuerpo.

Así lo está viendo Pedro Reyes, que con más de 20 hectáreas de olivos cree que su producción puede reducirse casi a la mitad, si continúan estas altas temperaturas. 

Organizaciones agrarias

Desde las organizaciones agrarias temen que este calor que ha llegado tarde, pase factura a los agricultores.

Para Juan Metidieri, presidente de APAG Extremadura ASAJA, "va a depender de cómo evolucione el mes de septiembre, pero esta ola de calor va a dejar daños fuertes".

Por su parte, Catalina García, de UPA-UCE Extremadura, cree que "lo único que se puede hacer es aquellos que están regando o con riegos de apoyo, dar más riego".

Más Información
Imagen
my image

La ola de calor llega a su máximo en Extremadura

 

Comentarios