6 Abril 2022, 9:49
Actualizado 6 Abril 2022, 12:22

La consejería de Educación ofrece el próximo curso 726 plazas más para niños de 0 a 3 años incluidas en el programa experimental de aulas gratuitas. Estarán repartidas en 42 localidades extremeñas. El plazo de inscripción ya está abierto y se alargará hasta el 22 de abril para obtener alguna de esas plazas.

Una oferta pública que afecta directamente a las guarderías privadas. De hecho, desde la Asociación de Centros de Educación Infantil y Guarderías de Extremadura (ACEIGEX) aseguran que varias de sus asociadas ya han anunciado su cierre para el próximo curso.

Solo en las últimas dos semanas, explican, cinco centros infantiles de Badajoz, Cáceres, Zafra, Villanueva de la Serena y Navalmoral de la Mata ya han comunicado a la asociación que no continuaran el próximo curso porque no pueden soportar la "competencia desleal" de la Consejería de Educación. Y es solo el principio. Según sus estimaciones, hasta septiembre podrían echar el cierre otros 20 establecimientos educativos con la pérdida de decenas de puestos de trabajo.

Una situación crítica a la que también ha contribuido la caída de la natalidad y "la subida constante de impuestos y de los costes laborales". Y como ejemplo, ponen el caso de una de las docentes afectadas, propietaria del centro Educo-ocio de Cáceres.

"Estamos valorando movilizaciones, pero la verdad es que la gente está muy cansada", explica con resignación el presidente de ACEIGEX, Juan Ruiz Subirán. Desde su asociación ofrecieron a la Junta concertar sus centros e impartir esos nuevos programas en sus instalaciones y con su personal, pero el ofrecimiento no fue aceptado porque, asegura Subirán, "el verdadero objetivo de la Junta es acabar con la educación privada en todo el sector". 

La Junta asegura que ambos modelos son "compatibles"

El secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya, ha rechazado este miércoles que la administración autonómica sea competencia para el sector privado en cuanto a las guarderías infantiles y ha defendido que son compatibles ambos modelos "y tienen cabida".

El secretario general ha asegurado que lo que hace el gobierno extremeño es avanzar en la progresiva gratuidad del primer ciclo, teniendo en cuenta el porcentaje de escolarización y que la oferta publica y gratuita es insuficiente.

Además, se ha preguntado si los niños y niñas que están ocupando las plazas publicas gratuitas (1.394) hubieran ido a una escuela infantil privada.

En este sentido, ha recalcado que se está apostando por entornos vulnerables, de extrema ruralidad, donde ni siquiera había servicio de 0-3, y por familias de nivel de renta bajo.

También ha recordado que existe el modelo de escuela infantil autonómica, donde se calcula el precio público y solo un tercio de los niños tienen subvencionados su acceso, "por lo que no entra en competencia, hay niños y niñas para los distintos modelos".

Francisco Javier Amaya ha abogado por "caminar de la mano para definir el modelo y flexibilizar criterios para que esos centros formen parte de la red".

Comentarios