6 Octubre 2022, 18:03
Actualizado 6 Octubre 2022, 18:03

Los ingresos tributarios totales alcanzarán los 262.781 millones de euros en 2023, lo que supone un incremento del 7,7% respecto a la previsión de recaudación de 2022, de acuerdo con el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023.

La recaudación por impuestos directos alcanzará los 145.972 millones de euros, un 8,4% más que en 2022, mientras que los ingresos por impuestos indirectos crecerán un 6,7%, hasta los 114.756 millones de euros.

Dentro de los impuestos directos, la previsión de ingresos previstos por el IRPF para 2023 es de 113.123 millones de euros, un 7,7% por encima de lo recaudado este año, dado que el Gobierno estima que las rentas brutas de los hogares crezcan el próximo año un 6%, dos puntos menos que este año. El Ejecutivo espera que las subidas salariales crezcan de media un 4,1% el próximo año, dos puntos por encima de 2022.

Sociedades recaudará un 7,7% más

Por su parte, la recaudación del Impuesto sobre Sociedades para 2023 se estima en 28.519 millones de euros, un 7,7% más que los ingresos previstos para este año, debido al aumento de los beneficios alrededor de un 4,5% y un importe de devoluciones realizadas similar al de 2022.

A ello hay que sumar el impacto positivo del tipo mínimo del 15% (vigente desde este año, pero que se hará efectivo en los ingresos al presentar la declaración anual de 2022 en julio del año que viene) y de la limitación en la compensación de pérdidas en los grupos (con efecto en los pagos fraccionados que se hagan en 2023 y, posteriormente, en la declaración de 2023 a presentar en 2024).

Un 6% más de ingresos por IVA

Por su parte, los ingresos previstos para 2023 en el IVA se cifran en 86.093 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,9% respecto al avance de liquidación de este año.

El Gobierno espera que esta mejora de la recaudación del IVA esté en consonancia con un alza del 9% del gasto final, tasa un par de puntos inferior a la de 2021 y en línea con la desaceleración que se plantea en el escenario macroeconómico para el gasto en consumo de los hogares en términos nominales.

Por último, en 2022 los ingresos por Impuestos Especiales ascenderán a 21.843 millones, lo que supondrá un aumento del 8,2% respecto al cierre esperado para 2021.

El crecimiento previsto se explica, según el Gobierno, por el alza del 6% del gasto final de familias y empresas para el próximo año, "coherente" con la hipótesis de desaceleración de la economía española, especialmente del consumo de los hogares, ya que la inversión en vivienda nueva podría crecer cerca del 10%.

Asimismo, asegura que la rebaja del tipo del IVA del 10% al 4% de los productos de higiene femenina y de los preservativos y otros anticonceptivos no medicinales tendrá un "impacto marginal" en los ingresos.

En cuanto la recaudación por impuestos especiales, las cuentas de 2023 contemplan unos ingresos de 22.287 millones de euros, lo que supone un incremento del 8,2%.

Hidrocarburos recaudará más por la moderación del precio de carburantes

En el Impuesto sobre Hidrocarburos, el de mayor peso en el conjunto, se espera un incremento del 3,8%, hasta los 13.125 millones, bajo el supuesto de que disminuyen los precios y que, gracias a esto, la desaceleración de los consumos será pequeña.

En el Impuesto sobre Labores del Tabaco, por su parte, se prevé prácticamente un estancamiento de los ingresos, con un ligero aumento del 0,3%, después del fuerte incremento registrado en 2022, hasta los 6.383 millones.

Finalmente, la recaudación prevista para el Impuesto sobre la Electricidad se multiplicará por más de seis el próximo año, hasta los 1.364 millones de euros, frente a los 204 millones previstos para este año, tras la rebaja del 5,1% al 0,5% acometida durante este año, reducción que no ha aclarado el Gobierno si prorrogará para 2023.

Comentarios