Badajoz
9 Noviembre 2020, 14:49
Actualizado 9 Noviembre 2020, 14:49

La presión hospitalaria en Extremadura crece al mismo ritmo que la preocupación por la situación de la pandemia. En el mes de noviembre ha empeorado de manera considerable. Desde el primer día de mes hasta hoy se han incrementado los ingresos por COVID-19 en 74 personas. Los pacientes han pasado de 325 a casi 400. Si nos fijamos en las Unidades de Cuidados Intensivos, el incremento es aún mayor. De 33 a 52 pacientes en UCI, en tan solo 8 días. 

Datos que se parecen mucho, por desgracia, a los peores registrados en el mes de abril. El pico llegó a los 418 ingresos y 68 en UCI, el 6 y el 10 de abril respectivamente. El área que está en una situación más delicada es la de Badajoz. 

Badajoz, la que más presión hospitalaria soporta

De los 52 pacientes ingresados con COVID en las Unidades de Cuidados Intensivos, 20 están en el Complejo Hospitalario de Badajoz. Hay 108 personas ingresadas en total en los centros hospitalarios de la capital pacense. En el Hospital de Mérida hay 88 personas ingresadas, 71 en el de Cáceres, 36 en los de Don Benito-Villanueva y Llerena-Zafra, 5 en el Hospital de Navalmoral de la Mata y 3 en el de Coria. 
 

 

Comentarios