2 Julio 2021, 14:56
Actualizado 2 Julio 2021, 15:00

Como cada verano, salvo el anterior por la pandemia, se dispara la demanda de socorristas y se abre una puerta al mundo laboral para jóvenes estudiantes que se están formando porque les gusta este trabajo y de paso, consiguen ahorrar para el próximo curso. Elena Bernardo es de Badajoz y acaba de terminar Magisterio: "mi principal objetivo es intentar trabajar de socorrista, para conseguir dinero y seguir formándome".

 También Agustín Pinilla, estudiante de segundo de Bachillerato en la capital pacense, aspira a convertirse en socorrista: No sé como estarán las plazas para trabajar en las piscinas pero espero tener una oportunidad. Quiero tener un trabajo en verano y ganar dinero.

"No sé como estarán las plazas para trabajar en las piscinas pero espero tener una oportunidad. Quiero tener un trabajo en verano y ganar dinero". 

Conseguir ahorrar para el próximo curso también es lo que quiere Hugo Ferrera. Ya ha terminado secundaria y antes de iniciar un ciclo formativo de mecánica quiere formarse: Me gustaría este verano o el que viene trabajar de socorrista y ganarme algún dinerillo.

"Me gustaría este verano o el que viene trabajar de socorrista y ganarme algún dinerillo".

Son tres de los 35 participantes en los cursos que ofrece ahora Cruz Roja aunque lo habitual es que esta institución forme a cerca de 90 socorristas cada año antes de la temporada de verano.

Faltan socorristas en pueblos pequeños

El objetivo de Cruz Roja es evitar, especialmente en pueblos, que no haya  profesionales para atender las piscinas municipales en el momento de abrir, como explica José Antonio Grajera, director autonómico del área de conocimiento y educación de Cruz Roja: El problema lo tenemos en las zonas rurales, hay poblaciones pequeñas que tienen las instalaciones pero no tienen los recursos humanos adecuados para poder abrir las piscinas.

El problema lo tenemos en las zonas rurales, hay poblaciones pequeñas que tienen las instalaciones pero no tienen los recursos humanos adecuados para poder abrir las piscinas.

Cruz Roja, cuenta con una bolsa de empleo y ayuda en la selección de personal. La idea es que los socorristas sean vecinos de estos pueblos para fijar población en las zonas rurales gracias a una profesión muy demandada.

Hay muchas probabilidades de que puedan encontrar trabajo, nos estamos dando cuenta de la gran demanda que hay de socorristas acuáticos este verano.

Un buen socorrista no solo tiene que saber intervenir en un rescate o cualquier otro accidente, también debe evitar que esto suceda. Es una de las principales enseñanzas para los que ahora se forman como socorristas además, deben tener una buena forma física, madurez emocional y superar una dura prueba de acceso. 

 

 

Más Información
Imagen
Imagen de la piscina municipal compartida por el alcalde

Sin piscina municipal en Zafra porque el ayuntamiento no encuentra socorristas

Imagen
my image

El embalse de Proserpina ya tiene socorristas

Comentarios