18 Agosto 2022, 15:38
Actualizado 18 Agosto 2022, 15:38

La invasión de Ucrania por parte de Rusia está a punto de cumplir seis meses. Según ACNUR cerca de 14 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares y, muchas de ellas, su país. En Extremadura hay actualmente 756 ucranianos (500 mujeres y 256 hombres, según el número de tarjetas sanitarias solicitadas al SES), aunque en las últimas semanas algunos han decido regresar, sobre todo para cuidar a familiares. 

Marta Pizarro, la responsable del programa de acogida de refugiados de Cruz Roja en Extremadura, explica que en la mayoría de los casos se trata de personas cuyas casas no están en primea línea de combate, "regresan al país para hacerse cargo de quienes tuvieron que dejar atrás", y detalla que entre las personas que han atendido en Extremadura hay un par de hermanas que han regresado para cuidar a su abuelo herido y otra madre ha tenido que volver a cuidar a sus hijos, también heridos. "La situación es muy triste porque regresan pero sin saber lo que va a pasar", asegura la responsable de esta oenegé.  

Reconstruir su país

Por contra, quienes tienen más claro que su lugar está ahora entre nosotros suelen ser personas con niños a su cargo. Nos lo cuenta, Liliana, una ucraniana que lleva más 20 años en Aldea del Cano y que hace de intérprete y ayuda para sus compatriotas recién llegados. "Para la gente con niños es mucho mejor estar aquí, aunque existe el problema del idioma los niños están con otros niños y evitan el estrés de la guerra". Según la Consejería de Educación, el próximo curso va a comenzar con 233 alumnos ucranianos matriculados en las aulas extremeñas.

"Sólo piensan en volver y reconstruir su país"

Muchas familias tratan de integrarse, buscan trabajo, pasan a la segunda fase de acogida que les brindan oenegés como Accen o Cruz Roja, sin embargo, su objetivo a medio plazo sigue siendo el mismo, regresar. Marta Pizarro asegura que su perfil es muy diferente del resto de refugiados a quienes Cruz Roja presta ayuda, "normalmente quien llega a nosotros busca comenzar una nueva vida aquí, salir adelante, los ucranianos, en cambio, sólo piensan en volver y reconstruir su país".
 
Liliana agradece la acogida que Extremadura está prestando a sus compatriotas pero pide que no olvidemos el conflicto. En septiembre piensa volver a impulsar el envío de ayuda a Ucrania para prepararse de cara a un invierno que se prevé muy duro. 

Comentarios