22 Febrero 2021, 13:49
Actualizado 22 Febrero 2021, 14:17

La responsable de Igualdad, Políticas Sociales y Salud Laboral de UGT de Extremadura, María José Ladera, ha dicho este lunes que la brecha salarial entre mujeres y hombres es en la región del 17,54 por ciento (3.821,94 de euros) y que estas trabajan "gratis" 77 días al año.

Así lo ha señalado en Mérida en el transcurso de una rueda de prensa junto a la secretaria general del sindicato, Patro Sánchez, en la que han presentado el informe de brecha salarial en la Comunidad Autónoma con motivo de la celebración este lunes del Día Internacional de la Igualad Salarial, con datos de 2018.

Según este estudio, el salario medio anual de las mujeres era de 17.972,63 euros y el de los hombres 21.794,57 euros, y ha agregado que la media nacional era del 21,42 por ciento, pero que hay que tener en cuenta que los sueldos medios en Extremadura son de los más bajos del país.

Ladera ha subrayado que, aunque con respecto a 2017 se redujo la diferencia salarial un 0,36 por ciento, a ese ritmo de bajada habría que esperar 48,72 años para lograr la igualdad en los sueldos.

La maternidad aumenta la brecha salarial

María José Ladera ha explicado que la brecha salarial se incrementa a partir de los 25 años por circunstancias como la maternidad. Por su parte, Patro Sánchez ha lamentado que "desgraciadamente", se mantenga este problema y que las causas son la precariedad laboral, las jornadas laborales femeninas de carácter parcial y no al completo, y la maternidad, que suele interrumpir la carrera laboral de las mujeres.

Asimismo, ha declarado que otra circunstancia negativa es que las mujeres suelen trabajar en sectores en los que la precariedad es alta.

Los efectos de la pandemia

Otro factor que ha afectado es la pandemia de covid, que ha perjudicado a sectores muy feminizados como las atenciones sanitaria, sociosanitaria y a las personas dependientes.

Ante todo ello, la secretaria regional de UGT ha reclamado que se incremente la cuantía del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y la derogación de la Reforma Laboral ya que, a su juicio, ha dañado sobre todo a los sectores donde las mujeres están más presentes.

También ha explicado que el registro salarial se introdujo de una manera automática en el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores en marzo de 2019 y que en octubre de 2020 se aprobó el Reglamento de Igualdad Retributiva.

Así, todas las empresas deben tener un registro retributivo de toda sus plantillas, incluido el personal directivo y los altos cargos.

En él deben figurar los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de las plantilla.

También los desglosados por sexos y analizando media y mediana, en cada grupo profesional, la categoría, profesional, el nivel, el puesto o cualquier otro sistema de clasificación que se aplique en la empresa, y hay que especificar de un modo diferenciado cada percepción y el registro debe ser anual.

Según Patro Sánchez, es preciso conseguir "la igualdad salarial en trabajos de igual valor", y es to a pesar de que la actual situación es "muy complicada".

Comentarios