29 Julio 2021, 15:02
Actualizado 29 Julio 2021, 15:02

El tren Madrid-Badajoz estuvo parado ayer veinte minutos en la estación de Navalmoral de la Mata. El motivo es que una viajera se negó a llevar la mascarilla puesta. La mujer de unos 60 años de edad fue llamada la atención ya que tenía la mascarilla bajada dentro de vagón. La primera vez sí hizo caso, pero volvió a bajársela y de nuevo tuvieron que llamarle la atención. Ya está vez la mujer se negó e incluso increpó a una joven que viajaba con un familiar.

El tren se detuvo en esta estación y llamaron a la Guardia Civil. Los agentes mediaron e informaron de las consecuencias que tendría al negarse a cumplir la ley y también por escándalo público. 

Fuentes de la compañía indican que percances como éste se producen con cierta frecuencia, y no le dan mayor relevancia. Hacia las 19:30, el tren reanudó su camino y llegó a la capital pacense con 20 minutos de retraso sobre el horario previsto.  

 

Comentarios