11 Febrero 2022, 19:53
Actualizado 11 Febrero 2022, 19:53

Los trabajadores de Unicaja que solicitaron acogerse voluntariamente al ERE están conociendo a lo largo del día de hoy si la entidad acepta o no su salida.

Unicaja pretende  cerrar casi 400  oficinas en toda España, 78 de ellas en Extremadura, la mayoría en la provincia de Cáceres. En nuestra región hay previstos además 153 despidos: 112 en Cáceres y 41 en Badajoz, pero no se decarta que esas cifras se pueda modificar ligeramente en función de las solicitudes recibidas.

Los sindicatos aún no tienen datos globales de cuantas salidas se han producido finalmente. Sí se sabe que en la provincia de Cáceres se ofrecían más bajas, 112, de las solicitudes realizadas; a pesar de ello, se han rechazado alguna de las peticiones. José Ignacio Carmona, del sindicato SIBANK, denuncia que "casi todos estamos sometidos a mucha presión en este trabajo, así que la gente, en cuanto tiene una mínima oportunidad, se acoge al ERE".

Unicaja tiene hasta finales de 2024 para extinguir los contratos, si bien se espera que la mayor parte de la salidas se produzcan este año. En toda España se han presentado más de 2.000 solicitudes para cubrir 1.513 salidas, lo que quiere decir que una de cada cuatro peticiones será rechazada.

Las salidas del banco se van a producir en base a los criterios de prelación establecidos en el acuerdo del ERE. Criterios relacionados con la antigüedad en la entidad, en los que tiene prioridad el colectivo de más de 63 años, luego el colectivo de entre 59 y 63 años y posteriormente el de los 55, 56, 57 y 58 años.

Esta negociación del ERE se ha llevado a cabo tras la fusión de Unicaja Banco y Liberbank, que supuso la creación del quinto banco del país, con un volumen actual de activos cercanos a los 110.000 millones, más de 4,5 millones de clientes y aproximadamente unas 1.400 oficinas.

Más Información
Imagen

Unicaja Banco plantea la salida de 1.513 empleados, el 15 % de la plantilla tras la fusión con Liberbank

Comentarios