10 Agosto 2022, 15:30
Actualizado 10 Agosto 2022, 16:36

Ayer, martes, se confirmaba el récord de temperatura del agua en el Mediterráneo. La boya de Valencia alcanzó los 29,7 ºC, desbancando a los 28,7 ºC medidos el día 7 de agosto de 2015 en sa Dragonera, Mallorca. Una tendencia que va acorde con las proyecciones de cambio climático.

Nuestros embalses y nuestras gargantas también están sufriendo cambios en sus condiciones físicas. Los de la provincia de Cáceres están a unos 22 ºC, que vienen a ser 4 ºC más que hace un año. Mientras que los de Badajoz rondan los 24 ºC, lo que supone un aumento de hasta 5 ºC. Esta diferencia entre cuencas reside en que los embalses del Tajo están más llenos que los del Guadiana.

 

a
Temperatura del agua de los embalses y la variación respecto al año pasado. Fuente: tutiempo.net

 

Las causas son varias. Por un lado, arrastramos una sequía desde hace meses. El otoño, el invierno y parte de la primavera fueron muy secas, a excepción de un paréntesis que hubo en marzo y en abril. Consecuencias de la escasez de las precipitaciones es el poco deshielo que hemos tenido y, por último, las altas temperaturas de las últimas semanas que han recalentado aún más el terreno.

 

a

 

Más Información
Imagen
Mar Mediterráneo

La temperatura del mar Mediterráneo está 6 ºC por encima de lo normal

Imagen
Embalse de Alange
my image

El embalse de Alange pasa a situación de emergencia por la sequía

Imagen
Imagen de la presa de Torrejón El Rubio, en el Parque Nacional de Monfragüe

Se limita la explotación de los embalses hidroeléctricos del Tajo

Comentarios