Mérida
23 Marzo 2021, 20:35
Actualizado 24 Marzo 2021, 08:27

El Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida ya ha recuperado el Arca Ferrata, una intervención arqueológica que se ha desarrollado hace algunos meses, pero que se ha dado a conocer ahora.

Se trata de un importante objeto arqueológico que consiste en un gran mueble de madera, hierro y bronce que servía para almacenar en época romana objetivos, vestimentas y caudales.

Actualmente se conservan muy pocos en todo el mundo pese a ser “realmente espectaculares” según ha destacado la organización al presentar una importante decoración y un sofisticado sistema de cierre. Este mueble en concreto ocupa una superficie de casi tres metros de longitud y un metro y medio de ancho. 

Dice el consorcio de la ciudad monumental que esta decoración se asemeja a los pocos ejemplares descubiertos en otros lugares del antiguo Imperio Romano.

No es tan llamativa sin embargo su altura, de unos cincuenta centímetros, puesto que fue aplastado en el derrumbe de las dependencias tras un incendio ocurrido en ella en el siglo IV.  

Como remate, entre láminas de hierro, cobre y clavos destacan unos apliques de bronce a modo de remaches que según los responsables arqueológicos debían estar soldadas por toda la superficie.  

Un proceso de extracción muy cuidado 

Para conseguir extraer el “Arca Ferrata” se ha recurrido a la técnica de bloque. En un primer momento, detalla el consorcio monumental emeritense, se han consolidado los restos para evitar la oxidación de los metales y el deterioro de las zonas carbonizadas por el incendio. 

Una vez liberado el perímetro del mueble han recurrido a una estructura de hierro que garantizaba una elevación correcta.  

Se trata, asegura el consorcio, de una pieza “excepcional” que ahora será trasladada hasta los laboratorios del Instituto de Patrimonio Cultural de España para ser analizada y proceder a su posterior restauración.  
 

 

Comentarios