11 Julio 2021, 15:30
Actualizado 11 Julio 2021, 15:46

En Plasencia, el ocio nocturno no controlado es el principal foco de contagio. Son ya 58 los positivos con este origen. La incidencia acumulada se sitúa por encima de 500 casos por 100.000 habitantes a los 14 días. Aunque planeó el cierre perimetral, las autoridades sanitarias y el ayuntamiento decidieron aumentar los cribados y la vigilancia del ocio no controlado.

Acompañamos a una pareja de la Policía Local durante su turno de noche. Primera parada, la plaza Mayor. Allí los hosteleros agradecen estas medidas. Nos cuentan que sí cumplen las medidas y que es un riesgo que los jóvenes no lo hagan "porque pueden volver a cerrarnos".

Otro de los puntos calientes son las afueras de la ciudad. La vigilancia para evitar los botellones se se complementan con controles de alcoholemia

Con el aumento de la presencia policial y los cribados masivos se pretende reducir la incidencia acumulada y se pide a los ciudadanos un ejercicio de responsabilidad.  
 

 

Comentarios