22 Julio 2021, 17:19
Actualizado 22 Julio 2021, 17:21

Tras un curso complicado sin poder movernos mucho a cuenta de la pandemia tenemos mono de planes al aire libre.  Por eso hemos pedido a varias colaboradoras y amigas del programa “Diario de una madre de provincias” que nos cuenten qué planes tienen para disfrutar con sus pequeños herederos y herederas del verano en Extremadura.

1. Verano a remojo en el norte de Extremadura

Vista de los pilones excavados en la piedra en la garganta de Los Infiernos

Un verano sin piscina es como un gazpacho sin tomate... y más en Extremadura donde las temperaturas suelen ser muy altas. Por eso Merche R. Rey, una de las responsables de Plan Ve la guía de ocio de Extremadura, nos propone “acompañar a nuestro churumbeles en varias rutas buscando piscinas naturales bajo la sombra refrescante de los bosques del norte de la provincia de Cáceres”. 
Sus recomendaciones en el Valle del Jerte son la Garganta de los Infiernos, la de las Nogaledas y el Charco Calderón. Mientras que en la vecina comarca de La Vera, con más 50 piscinas y pozas, destaca El Trabuquete, El Recuéncano o La Máquina.

 

El meandro del Melero dibuja una curva imposible en el río Alagón en pleno corazón de la comarca de Las Hurdes

En Las Hurdes el mejor plan es caminar por el bosque que desemboca en el meandro “El Melero” y en la Sierra de Gata caminar entre inmensos Castaños por el bosque de los Ojestos (San Martín de Trevejo) o refrescarse en alguna de sus decenas de piscinas y ríos.

2. Nos gusta pueblear

Robledillo de Gata está declarado Bien de Interés Cultural y es uno de los pueblos más bonitos de España

Disfrutar de la slow life en las encantadoras localidades de la Sierra de Gata es también una de las apuestas seguras para el verano de Yolanda Blanco, diseñadora e impulsora de la marca de moda infantil Galagata. Yolanda está deseando “pueblear” con sus hijas y bañarse en las piscinas naturales de Robledillo de Gata o de Torre de Don Miguel (su chiringuito gourmet "Los Molinos" es visita obligada), ver atardecer desde el castillo de Trevejo o tumbarse por la noche a disfrutar de uno de los cielos más estrellados de España.

 

El puente de Alcántara fue mandado construir por el Emperador Trajano y es una de las obras de ingeniería más importante de la Hispania romana.

Pero, además, nos propone seguir “puebleando” más al sur de la provincia y pasear por el puente romano y el casco histórico de Alcántara o visitar pequeñas localidades de la Extremadura más rural como Estorninos. 

3. Ver murciélagos en las cuevas de Fuentes de León

Murciélago y estalactitas en las Cuevas de Fuentes de León ubicadas en las estribaciones de Sierra Morena.

Si el calor aprieta lo mejor es buscar un buen sitio a la sombra y nada hay más fresco en verano que la umbría de una cueva. En una de ellas buscará este verano refugio del sol junto a su prole Sofía Márquez, creadora del blog “Extremadura con peques”. En concreto en las cuevas de Fuentes de León en el extremo sur de la provincia de Badajoz. Según explica Sofía “se trata de un conjunto de cinco cuevas en un entorno natural precioso en plena dehesa, una de ellas denominada la Cueva del agua tiene una gran lago interior y una colonia de murciélagos que divirtieron mucho a los peques”.

Las cuevas de Fuentes de León están declaradas como Monumento Natural de Extremadura. Es un conjunto kárstico visitable formado por diversas cuevas entre las que destacan la Cueva del Agua, La Lamparilla, Sima Cochinos, Los Postes, Los Caballos y Cueva Masero. Destaca por tener un gran valor ambiental y geológico; además de poseer interés faunístico y arqueológico.

4. Merienda en el campo

La sandía es uno de los mejores postres para una merienda en el campo

Con tanta excursión seguro que se nos abre el apetito. Por eso Izaya Iglesias, una pacense madre de familia numerosa y responsable del blog “Una mamá en la cocina” siempre lleva una cesta bien completa para hacer un pícnic en pleno campo extremeño.

A Izaya y su familia les gusta hacer muchos planes al aire libre por eso eligen un menú “sencillo y fácil de transportar” como por ejemplo “mini banderillas de tomate Cherry y queso mozzarella aliñadas con aceite de oliva virgen extra y albahaca, wrap de salmón y queso crema y de postre melón y sandía troceada”, nos cuenta.

5. Pasear por Monfragüe o simplemente no hacer nada...

El parque nacional de Monfragüe tiene una belleza especial durante las noches de verano

Ana Domínguez, una cacereña que triunfa en las redes sociales desde hace años con su blog de belleza “Estoy Radiante” regresa todos los veranos a Extremadura. Le encanta hacer planes con su familia. Vuelve siempre a pasear y ver volar buitres en el Parque Nacional de Monfragüe y se refresca en las gargantas del Jerte pero también le gusta que sus tres herederos “tengan tiempo libre y aprendan a aburrirse si no hay plan, como hacíamos nosotros cuando teníamos su edad”.

Y es que a veces el mejor plan es no tener plan. Que para eso estamos de vacaciones ¡Feliz verano!

 

Comentarios