Plasencia
10 Mayo 2021, 8:05
Actualizado 10 Mayo 2021, 08:00

Es parte de nuestra Historia y durante siglos fue una institución fundamental. El Sexmo de Plasencia fue creado en el siglo XII gracias a un privilegio de Alfonso VIII que permitía gestionar la tierra que rodea la ciudad. 

En el caso de Plasencia este territorio era enorme, equivalente a muchas de las provincias españolas actuales. Abarcaba el Valle del Ambroz, el del Jerte, La Vera, la parte de Trasierra y toda la zona del Campo Arañuelo. En total, más de 300.000 hectáreas de tierras. 

El objetivo de este sistema era repoblar el territorio una vez conquistado. Para ello se otorgaban terrenos a un determinado número de pobladores y se administraban sus montes y tierras comunes. Estos bienes “eran un complemento para las familias campesinas porque podían aprovechar el suelo y el vuelo: Podían poner huertos, pastar allí su ganado y aprovechar todo lo que saliera de los árboles, como la leña”, explica el historiador Sergio Riesco en el programa El Lince con Botas de Canal Extremadura

Las dehesas boyales son los restos de esas propiedades

Cada pueblo tenía un sexmero y se reunían de forma periódica en las Juntas de Tierra que se celebraban en Plasencia. Allí se llevaba el día a día de los litigios o pleitos. “La mayor parte de los conflictos tenían que ver con el movimiento de lindes, sobre todo los relacionados con los límites de las dehesas boyales. Que nadie se quedara con tierras que podían pertenecer a otras instituciones. En aquella época las fincas no estaban cerradas y estos pleitos tenían muchísima importancia”, comenta el historiador. 

Precisamente, uno de los últimos residuos que quedan en los pueblos extremeños de estas propiedades comunes son las llamadas dehesas boyales o de los bueyes. El Sexmo de Plasencia permaneció en activo hasta principios del siglo XX.

El tradicional Martes Mayor, fiesta de interés turístico regional que se celebra el primer martes de agosto, es “un símbolo, una forma de poner en valor todo lo que significó el Sexmo. La idea de que todos los pueblos de la comarca unen sus productos, bienes y servicios para toda la comunidad”, concluye Sergio Riesco.  
 

Más Información
Imagen
my image

Los descubridores de Santa Lucía del Trampal, el tesoro de Alcuéscar

 

Comentarios