29 Junio 2022, 14:01
Actualizado 29 Junio 2022, 14:01

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Almendralejo como presunto autor de los robos perpetrados en cuatro naves, una casa de campo y una explotación ganadera de los municipios pacenses de Santa Marta, Villalba de los Barros y Badajoz. Agentes del puesto de Aceuchal investigaban desde el pasado mayo una serie de robos perpetrados en naves y casas de campo de Santa Marta y Villalba de los Barros donde, aprovechando la ausencia de sus propietarios y tras forzar los accesos, se sustrajeron máquinas, aperos, herramientas, baterías y combustible agrícola, todo ello valorado en unos 20.000 euros.

Desde el inicio de la investigación se implicó a los ocupantes de una furgoneta, asentados en el municipio de Almendralejo, quienes se estarían dedicando a la sustracción de esta clase de material para posteriormente venderlas en centros gestores de residuos, según ha informado este miércoles la Guardia Civil en una nota.

Un vecino de Almendralejo

Dentro de los dispositivos de servicios, se pudo interceptar la furgoneta e identificar a su conductor, un vecino almendralejense con numerosos antecedentes policiales, quien en ese momento transportaba algunos de los objetos sustraídos en las naves y casa de campo, reconocidos posteriormente por sus legítimos propietarios. Además, con la investigación conjunta que se desarrollaba con el equipo ROCA de la Guardia Civil de Badajoz y tras las inspecciones en centros de reciclaje, alguno de ellos ubicados en la capital pacense, se localizó gran parte de los objetos sustraídos en las naves y casas de campo, así como también en una explotación ganadera de Badajoz.

Durante estas inspecciones se pudo averiguar la identidad de la persona que entregó los objetos, coincidente con el supuesto autor de los robos. Al detenido se le han instruido diligencias como presunto autor de los robos en tres naves agrícolas y una casa de campo de Santa Marta, una nave de Villalba de los Barros y una explotación ganadera de Badajoz.

Además, a uno de los centros gestores de residuos inspeccionados se les ha abierto también diligencias por un delito de receptación, al comprar los objetos supuestamente a sabiendas de su procedencia ilícita.

Comentarios