25 Junio 2022, 16:25
Actualizado 25 Junio 2022, 16:25

Día de homenajes y agradecimientos en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz. Su arzobispo, monseñor Celso Morga Iruzubieta, acaba de cumplir 50 años de ministerio sacerdotal. Fue ordenado el 24 de junio de 1972 en Logroño.

Morga ha recordado esta efeméride esta mañana en un sencillo acto en el seminario metropolitano de San Atón de la capital pacense. No lo ha hecho solo, puesto que en este 2022 también celebran sus bodas de oro otros cuatro sacerdotes de la archidiócesis: Pedro Francisco García Carvajal, José Luis Garduño Romero, José Antonio Salguero Marín y Gabriel Cruz Chamizo.

El arzobispo de Mérida-Badajoz se ha mostrado muy feliz por todos estos años de sacerdocio, de los cuales los siete últimos (desde 2015) los ha pasado como responsable de la archidiócesis pacense. "Nunca me ha faltado esa compañía del Señor, misteriosa y escondida, pero que está ahí siempre", ha destacado Celso Morga, quien también ha agradecido "la amistad, la comprensión, el perdón y la disculpa de tantas personas" en el último medio siglo.

Visita del nuncio del Papa

Con motivo de sus bodas de oro sacerdotales, el arzobispo de Mérida-Badajoz ha recibido como reconocimiento un anillo, que le ha entregado el nuncio del Papa en España, monseñor Bernardito Auza. El eclesiástico ha querido estar presente esta mañana en Badajoz en el homenaje a Celso Morga.

Auza ha aprovechado también para acompañar a otros siete sacerdotes de la archidiócesis que cumplían sus bodas de plata, es decir, 25 años de ministerio. Son Antonio Cerro Ruiz, Francisco García Portalo, José Ignacio López-Navarrete Garrido, Manuel Fernández Rico, Luis Ramírez García, José María Campanón Forte y Tomás Romero Cuevas.
 

Comentarios