27 Junio 2022, 12:20
Actualizado 27 Junio 2022, 14:37

Catorce de las dieciséis personas detenidas en la operación 'Kbello-Capote', que ha desmantelado una red de tráfico de droga que operaba principalmente en la provincia de Cáceres, han ingresado en prisión.

Agentes de Policía Nacional procedieron en la tarde noche del pasado día 8 y 20 de junio a la detención de 16 personas (cuatro mujeres y doce hombres), como presuntos responsables de delitos contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal, defraudación de fluido eléctrico, contrabando de tabaco, tenencia ilícita de armas y contra la propiedad industrial.

"Operación Kbello-Capote"

En la pasada tarde noche del día 8 de junio se ha llevado a cabo un importante operativo policial denominado “Operación Kbello-Capote” con el claro objetivo de la erradicación de un grupo criminal asentado en la localidad de Eljas (Cáceres), que se estaría dedicando a la distribución de cocaína principalmente en la región extremeña y otras provincias del territorio nacional.

En el operativo se han llevado a cabo un total de 13 registros domiciliarios de manera simultánea, en las localidades de Cáceres, Plasencia, Malpartida de Plasencia, Coria, Eljas, Parla (Madrid), Burela (Lugo), donde se procedió a la detención de 13 personas, e intervención de armas, sustancias estupefacientes y útiles para el pesaje y corte de ésta.

Afincados en Eljas

Esta investigación de la operación Kbello-Capote se inició en el mes de febrero de 2021, tras tener conocimiento los agentes de un “clan familiar”, que se estaría dedicando a la distribución de cocaína en la región extremeña y otras provincias a nivel nacional, afincado en una pequeña población de Cáceres, Eljas. Los agentes se vieron en la obligación de alargar esta investigación en el tiempo, por la complejidad de las vigilancias, debido a las medidas de seguridad adoptadas por los investigados, que utilizaban vehículos lanzaderas y otros “caletados” (turismos con habitáculos preparados para ocultación de sustancias u objetos), no dudaban en realizar contra vigilancias para comprobar y evitar posibles acciones policiales, dificultando los posibles operativos sobre medida, ya que residían en zonas poco pobladas.

Kbello-Capote

Pese a estas medidas de seguridad adoptadas, los actuantes llegaron a la plena identificación de las personas que pertenecían a este grupo criminal y el “rol” de cada uno de ellos, así como sus vías de suministros, siendo individuos de nacionalidad dominicana ubicados en Oviedo y en la zona de Parla (Madrid). Los detenidos, son 12 varones y 4 mujeres, de entre 30 y 86 años, con antecedentes por diversos tipos delictivos, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial correspondiente.

Comentarios