14 Septiembre 2022, 11:44
Actualizado 14 Septiembre 2022, 11:56

Agentes de la Guardia Civil han investigado a un vecino de la localidad cacereña de Almaraz que supuestamente suplantó la identidad de una empresa de la que fue trabajador, realizando distintas estafas al utilizar tarjetas de repostaje en nombre de esta y arrendar un vehículo.

Los hechos tuvieron lugar cuando agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de Almaraz, tuvieron conocimiento que en el Puesto de Algete (Madrid), el administrador de una empresa había denunciado a un antiguo trabajador residente en la localidad de Almaraz, por la supuesta suplantación de identidad, al hacerse con varias tarjetas de repostaje con las que habría estafado más de 1.000 euros.

Según relata la Guardia Civil en nota de prensa, el supuesto autor había gestionado, en nombre de la empresa, el cambio de domicilio postal de varias tarjetas de repostaje de una conocida cadena de gasolineras, para que la correspondencia por los pagos efectuados con ellas llegara a su domicilio, realizando los pagos a través de la aplicación de carburante desde su terminal móvil, cuyo número personal había vinculado a las tarjetas.

Del mismo modo se hizo pasar por administrador de la empresa, ante otra conocida cadena de gasolineras, consiguiendo que le facilitasen dos nuevas tarjetas, de las que también hizo uso, expedidas a su nombre y cuyos gastos corrían a cargo de la empresa.

También intentó, aunque sin éxito, obtener tarjetas y acceder a cuentas bancarias, titularidad de la empresa, en distintas entidades, tanto de forma telefónica como a través de correo electrónico, y además se hizo pasar también por trabajador de la empresa para arrendar un vehículo, defraudando con ello cerca de 900 euros, señala la Guardia Civil.

Tras sendas investigaciones, los agentes pudieron averiguar que el vehículo arrendado fraudulentamente, se encontraba en un taller mecánico, por avería o reparación, en la localidad cacereña de Plasencia.

Una vez realizadas las gestiones con el mencionado taller, los agentes pudieron interceptar al presunto autor cuando se disponía a recoger algunos de los efectos de su interior, interviniéndole en ese momento 6 tarjetas de repostaje, las cuales se estaban investigando.

Finalmente, se procedió a la investigación penal de este hombre por suplantar la identidad de la empresa y cometer numerosas estafas, sobre las que las diligencias han sido instruidas ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de guardia, de Navalmoral de la Mata.

Temas

Comentarios