26 Abril 2022, 8:28
Actualizado 26 Abril 2022, 08:28

Una nueva voz, la de ASAJA Cáceres, se une a la posibilidad de alargar el funcionamiento de la central nuclear de Almaraz más allá de 2028. Su presidente, Ángel García Blanco, explicará sus argumentos esta mañana, después de que la Junta haya dejado la puerta abierta a esa prórroga.

El gobierno regional es partidario pero con dos condiciones: que sean las empresas propietarias las que lo soliciten y que esté contemplado dentro del Plan Nacional de Energía y Clima. "En ese caso, lo apoyaríamos", aseguraba ayer la consejera de Transición Ecológica Olga García

Entre los partidos políticos con representación en la Asamblea, PSOE, PP y Ciudadanos también estarían a favor de la prórroga, pero se desmarca Unidas por Extremadura, que reclama "que se respete el calendario de cierre de unas centrales que ya son muy antiguas" y que se invierta en seguridad para evitar incidentes futuros.

Para la diputada popular Pilar Pérez, "hoy por hoy es la energía barata, la que genera empleo y la que nos permite independencia energética de Rusia". Ciudadanos destaca que Almaraz "es uno de los pocos municipios de Extremadura que crece en población y riqueza", y el PSOE pone el acento en un acuerdo energético previo "a nivel nacional y a nivel europeo".

El Plan Nacional de Energía y Clima establece que la fecha tope para operar este tipo de plantas es 2035.
 

Comentarios