7 Enero 2022, 19:09
Actualizado 7 Enero 2022, 19:09

El Ayuntamiento de Badajoz comenzará el próximo lunes a instalar las nueve cámaras de videovigilancia de última generación destinadas al Casco Antiguo en el objetivo de lograr una mayor seguridad en la zona, unos trabajos que concluirán en el entorno de un mes.

Tras el complicado proceso de contratación, con un recurso presentado por una empresa incluido, la teniente de alcalde pacense, María José Solana, ha dicho este viernes a pregunta de los medios que el siguiente escollo era contar con las cámaras, debido a los problemas de suministro actuales.

Una vez que llegaron a la ciudad semanas atrás, el Ayuntamiento y Policía Local decidieron que la instalación comenzase tras Navidad debido a las labores de instalación de cableado o de señalización que conlleva una obra civil de este tipo.

El Ayuntamiento instalará nueve videocámaras de última generación en las calles Concepción Arenal, San Lorenzo, San Juan, Amparo, Eugenio Hermoso, López Prudencio, Bravo Murillo y el entorno del Museo Arqueológico, que enlazarán con las tres de tráfico que posee la Policía Local, en el objetivo de mejorar la seguridad de la zona.

A mediados del pasado junio, el Consistorio sacó a licitación el concurso para la adquisición e instalación de las cámaras, por más de 306.000 euros, proceso que sufrió un retraso de unos cuatro meses debido al recurso presentado por una empresa en relación con el tipo de proyecto planteado.

Solana ha hecho estas declaraciones tras celebrarse Junta de Gobierno local, una reunión en la que, entre otros asuntos, se ha visto la adjudicación de la regeneración de césped y zonas arbustivas en diversas zonas de la ciudad.

Concretamente en la calle Dos de Mayo (por 32.892 euros), en la plaza de la Molineta (33.141 euros), en la Margen Izquierda (10.953 euros) y en la avenida Ramón y Cajal (19.600 euros). 

Comentarios