1 Diciembre 2022, 15:51
Actualizado 1 Diciembre 2022, 15:51

Los anuncios de muñecas y de cocinitas con solo niñas se acaban en televisión. Será gracias a un nuevo código firmado por el gobierno, los jugueteros y los publicitarios.

Busca evitar la publicidad sexista en los juguetes. Los anuncios de juguetes de nueva producción no podrán presentar a las niñas con una imagen sexualizada ni roles de género, con lo que la publicidad tendrá que ser mixta.

Tampoco se presentarán los juguetes con la indicación expresa de que son para uno u otro sexo, ni se harán asociaciones de colores por género.

Código deontológico

Este cambio se produce a raíz del código deontológico firmado en abril por el Ministerio de Consumo con la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) y Autocontrol, y que entra en vigor este 1 de diciembre,

El objetivo es que los spots de juguetes sean más igualitarios, veraces y constructivos. El código está compuesto por 64 normas deontológicas que deberán respetarse en el desarrollo, ejecución y difusión de las campañas y mensajes publicitarios dirigidos a menores de 15 años, con especial atención a la franja de 0 a 7 años por su mayor vulnerabilidad.

Según este código, se prohibirá la caracterización de las niñas con connotaciones sexuales y se evitará la asociación exclusiva de juguetes que reproduzcan roles, por ejemplo, de cuidado, trabajo doméstico o belleza con ellas, y de acción, actividad física o tecnología con los niños.

Además, no se presentarán los juguetes con la indicación expresa o tácita de que son para uno u otro sexo, ni se harán asociaciones de colores (como el rosa para las niñas, y el azul, para los niños). Los anuncios tratarán también de utilizar el lenguaje inclusivo y presentar modelos positivos a seguir para estimular un consumo saludable, responsable y sostenible.

Otra de las novedades del código es que las comunicaciones comerciales deberán describir el producto de forma comprensible y clara para los menores. Además, presentarán las aptitudes que los productos son capaces de fomentar en los menores y que son claves para su crecimiento, como la creatividad, el desarrollo físico e intelectual, la sociabilidad o la empatía.

Cuanta más variedad, más aprenden

Las niñas ni mucho menos sueñan con jugar solo con muñecas, cocinitas o con ser reinas de la belleza. Aunque durante demasiado tiempo la publicidad ha contribuido a recalcar estereotipos y roles de género que relacionan la acción o la tecnología con ellos, y el trabajo doméstico o los cuidados con ellas.

Belén Blanco es psicóloga, experta en Atención Temprana. Trabaja en Plena Inclusión en Mérida. Esta especialista saluda el nuevo código. Espera que contribuya a que "no calen tanto los estereotipos, que están muy interiorizados".

Remarca la importancia del juego en el desarrollo equilibrado de los niños y las niñas: "aprenden a través del juego, cuanta más variedad y libre sea el juego, más van a aprender para el futuro". "Lo ideal es que jueguen todos a todo y compartan ese juego".

Comentarios